_
_
_
_

La OIT alerta contra la violencia y el abuso sexual en el trabajo

La violencia en el trabajo se generaliza en el mundo. Un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el más amplio realizado hasta hoy, indica que el problema afecta a todos los países, aunque señala a Francia, Argentina, Rumania, Canadá e Inglaterra/País de Gales como los más peligrosos desde el punto de vista de la agresividad laboral y el acoso sexual. En Estados Unidos, 1.000 personas mueren al año por brotes de violencia en el trabajo. Debido a las circunstancias en las que se desenvuelve su trabajo en todo el mundo, taxistas, maestros y personal sanitario son los más propensos a ser violentos.La OIT reconoce las dificultades para comparar los 32 países en los que se basa el informe Violencia en el trabajo. España no está entre ellos. "Hay 174 países en la OIT", dice Manuel Simón, máximo responsable de la OIT en España, "y los estudios se efectúan escogiendo países representativos del primer mundo, de economías en transición y de sociedades en vías de desarrollo". Ni el Ministerio de Trabajo ni CCOO ni UGT tienen estudios sobre el tema en España.

En el informe de la OIT, Francia se lleva la palma en los incidentes sexuales contra mujeres: un 19,8% de trabajadoras los denunciaron en 1996. Una encuesta en la Unión Europea dio como resultado que, en 1995, un 4% de los trabajadores comunitarios habían sido objeto de violencia física y un 2%, de acoso sexual. Lo que puede considerarse intimidación y amedrentamiento afectó al 8%.

Violencia psicológica

El informe de la OIT revela que la violencia psicológica crece, tanto sobre los individuos como sobre los grupos. Un estudio de 1994 mostró que, en Canadá, el 70% de los empleados públicos había sufrido agresiones verbales. En el Reino Unido, el porcentaje es del 53%, según la OIT. En Finlandia, un 49% de los amedrentados dice experimentar un cansancio anormal. La intimidación se manifiesta en prácticas como criticar incesantemente a una persona, hacerle el vacío o propagar chismes sobre ella. Para los suecos, ese hostigamiento es un factor coadyuvante (presente en una proporción del 10% al 15%) en los suicidios.El trabajo solitario acarrea mayor riesgo de sufrir violencia: desde empleados de gasolinera a teletrabajadores se ven en situaciones de vulnerabilidad física y psicológica. Los taxistas son los más expuestos, sobre todo los que hacen turnos de noche. En Australia se ha cuantificado que los taxistas están 28 veces más expuestos a agresiones que el resto de los trabajadores, de ahí la propensión a reaccionar violentamente. En 1996, un estudio del Instituto de Salud y Seguridad de EEUU ponía a los taxistas en el primer lugar de las profesiones arriesgadas.

Otros sectores propensos a las reacciones laborales violentas son la enseñanza, en especial los maestros, sometidos a fuertes tensiones cotidianas, y el personal sanitario -de forma especial, el de enfermería-, que afronta constantemente emergencias y tiene que solucionar problemas de intensa relación humana.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_