Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GOLPE AL ENTRAMADO DE ETA

Mayor afirma que se ha tocado el núcleo de la banda terrorista

El ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, afirmó ayer que la clausura por orden judicial del diario Egin y la emisora Egin Irratia se basa en las conexiones y la "subordinación" de la editora Orain al complejo KAS y ETA. Mayor, que dijo que con la operación se había tocado "el núcleo de ETA", puso como ejemplo de estas relaciones el hecho de que Orain solicitase "opinión a ETA" cuando se produjo el traspaso de bienes de Orain a la empresa Ardatza. "No es al revés, no es ETA quien pide permiso a Orain", remarcó.Mayor Oreja resaltó la existencia de "contactos estables", especialmente en el año 1993, entre KAS y ETA con Orain. No quiso detallar esas relaciones, escudándose en el secreto sumarial. Según el ministro, con esta operación no se ha hecho más que cumplir la ley. "No hay que pensar si es oportuna o inoportuna", dijo, "sino si esto es un avance en el cumplimiento de la ley".

"ETA ha ido construyendo una farsa alrededor de las pistolas, aprovechando los resquicios de la ley", según Mayor Oreja, y "hay que ir tirando de este ovillo en dirección contraria a como se ha ido creando".

El titular de Interior repitió que, actuando bajo la premisa del "cumplimiento de la ley", la actuación del Cuerpo Nacional de Policía de ayer es una segunda fase -"y no será la última" -de la realizada en mayo pasado contra una parte del supuesto entramado de financiación de ETA-KAS. "Habrá más fases para que la ley se cumpla", anunció.

Alzamiento de bienes

Tras señalar que "los comandos son las extremidades" de la organización, Mayor dijo que, aparte de investigarse la supuesta pertenencia a banda armada de los detenidos, el otro delito del que son sospechosos es el de alzamiento de bienes, consistente en que la editora Orain se hiciera cargo de las deudas a la Seguridad Social, mientras que los activos pasaran a la sociedad Ardatza.Según el ministro, la editora Orain y el diario Egin ya figuraban en un denominado proyecto Urdaletxe, descubierto por la policía durante la redada que supuso la detención de la cúpula de ETA en Bidart (Francia) en 1992. Convencido de que puede originarse un debate sobre la libertad de expresión, el ministro pidió "prudencia" hasta que avancen las investigaciones, aunque él cree que en esta ocasión está justificada la clausura de un periódico. "Salvo que se piense que no se debe cerrar nunca un medio de comunicación", agregó.

Preguntado por qué se ha hecho ahora esta operación si había sospechas desde hace años, Mayor respondió: "Porque no se tendrían los datos que hoy tiene el comisario general de Información..."

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de julio de 1998