ABN-Amro compra el Banco Real de Brasil por 323.400 millones

El grupo holandés ABN-Amro, una de las 10 mayores entidades financieras del mundo, anunció ayer la compra del 40% del brasileño Banco Real por un total de 323.400 millones de pesetas. Esta operación es la mayor compra bancaria realizada en Latinoamérica y la mayor inversión extranjera en Brasil. El Real es el cuarto banco privado brasileño, sexto si se contabilizan los públicos, tiene unos activos de 2,3 billones de pesetas, 1.372 sucursales, más de dos millones de clientes y 15.000 empleados.

El mercado brasileño está de moda. El crecimiento de la economía del país latinoamericano y la expectativa de un fuerte incremento de la actividad financiera le han convertido en uno de los bocados más apetecibles para los bancos interesados en incrementar y consolidar su presencia en la región.Por ejemplo, los dos grandes bancos españoles, Santander y BBV, están intentando a toda costa hacerse con una buena posición en Brasil. El Santander controla los antiguos Banco Geral y Noroeste y acaba de lanzar una agresiva campaña de créditos a tipos reducidos. El BBV se encuentra en plena negociación para hacerse con el control del Banco Excel Económico.

Ayer, ABN-Amro dio un paso de gigante en la pugna por el mercado brasileño. Anunció la compra del 40% del Banco Real, por un total de 323.400 millones de pesetas, a su anterior máximo accionista, Aloysio de Andrade Faría. El Real, que tiene la sede en São Paulo, es la sexta entidad financiera de Brasil, la cuarta si se contabilizan sólo los bancos privados. A finales del año pasado tenía unos activos totales de 2,3 billones de pesetas, 1.372 sucursales, más de dos millones de clientes y unos 15.000 empleados.

El acuerdo también recoge la adquisición por parte de ABN-Amro de 10 filiales del Banco Real, entre las que se encuentran una sociedad hipotecaria, una sociedad de gestión de patrimonios y varias compañías de seguros que desarrollan sus negocios no sólo en Brasil, sino también en Uruguay, Paraguay, Colombia y Argentina. Además, el Banco Real cuenta con 46 sucursales en siete países latinoamericanos. El banco brasileño tiene una oficina en Madrid. La operación aún está sujeta al permiso de las autoridades holandesas y brasileñas.

La intención del grupo holandés es fusionar el Banco Real con la filial que ya tiene funcionando en Brasil, lo cual dará una entidad financiera con unos activos totales de 2,9 billones de pesetas y una red de 1.420 oficinas. La red de sucursales de ABN-Amro en el resto de países latinoamericanos pasa de 77 a 123 oficinas. Y la plantilla, de 5.500 personas a 22.000. La entidad europea está presente, además de en Brasil, en Argentina, Paraguay, Uruguay, Chile, Bolivia, Ecuador, Colombia, Panamá, Venezuela y Surinam.

El presidente del grupo holandés ABN-Amro, Jan Kalff, manifestó ayer en Amsterdam que "el Banco Real encaja perfectamente con nuestra actividad en Brasil. Se trata de un banco tradicional, con una reputación impresionante y con una gestión conservadora. Confiamos en que contribuya de forma importante al beneficio por acción en 1999".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción