Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El decreto del nuncio es "un atentado a la cultura catalana", según la Generalitat

El obispado de Lleida ha recibido con sorpresa y cautela al mismo tiempo el decreto del nuncio del Vaticano en España, Lajos Kada, que le ordena devolver el patrimonio artístico procedente de las 111 parroquias de la franja oriental de Aragón que recientemente se han segregado de la diócesis leridana y han pasado a depender de Barbastro-Monzón. La Generalitat confía en que el obispado de Lleida recurra la medida, que considera "un atentado a la cultura catalana".

Los responsables del obispado leridano no quisieron pronunciarse ayer sobre la decisión del nuncio alegando que antes de realizar cualquier declaración pública al respecto quieren estudiar detenidamente el decreto para conocer todas sus implicaciones. "No queremos hacer ningún juicio de valor sobre la persona del nuncio. Sólo podemos decir que no es una buena noticia y que no somos demasiado optimistas", afirmó un portavoz episcopal. El obispo de Lleida, Ramon Malla, está estudiando la posibilidad de viajar en los próximos días a Roma para defender ante la Santa Sede la propiedad del arte sacro. Frente a la reclamación de las autoridades políticas y eclesiásticas de Aragón, las principales instituciones de Lleida, el obispado y la Generalitat han defendido reiteradamente la unidad del patrimonio artístico que se conserva en el Museo Diocesano de Lleida. La Junta de Museos de Cataluña emitió la semana pasada un dictamen en el que se rechaza cualquier intento de desmembración de las colecciones museísticas de la diócesis leridana. La Generalitat también ha planteado ante el Tribunal Constitucional un conflicto positivo de competencias ante la pretensión del Gobierno aragonés de ejercer el derecho de recompra sobre diversas obras de arte procedentes del monasterio de Villanueva de Sigena. Las piezas reclamadas fueron adquiridas en 1983 y 1992 a las religiosas de la orden de San Juan de Jerusalén por unos 45 millones de pesetas. El Departamento de Cultura, que también recibió con profunda sorpresa la decisión del nuncio, confía en que el obispado de Lleida presentará un recurso contra el decreto referido al patrimonio artístico presuntamente procedente de las parroquias aragonesas segregadas de Lleida en un proceso que ha durado tres años. Acciones jurídicas No obstante, Cultura considera que los criterios de actuación de la Generalitat en este contencioso son independientes de las posiciones que puedan defenderse desde el ámbito eclesiástico. Tras recordar que el departamento siempre ha defendido la plena legitimidad y legalidad de los depósitos y adquisiciones de bienes procedentes, presuntamente, de parroquias aragonesas y conservados en diversos centros museísticos catalanes, advierte que estará muy atento a la decisión final por si es necesario emprender acciones jurídicas. El delegado de Cultura en Lleida, Francesc Vidal, calificó el decreto de Lajos Kada de atentado a la cultura catalana y acusó al nuncio de partidista por haber escuchado sólo a una de las partes y no haber tenido en cuenta los criterios culturales e históricos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 1998

Más información

  • Cautela en el obispado de Lleida