Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El candidato socialista propone que el director de TVE sea elegido por consenso

El candidato socialista a la presidencia del Gobierno, José Borrell, propuso ayer que el director del Consejo de Radio Televisión Española (RTVE) sea elegido por consenso parlamentario y no designado directamente por el Gobierno. Ése es uno de los puntos principales que contiene un proyecto que el lunes será estudiado por la comisión ejecutiva del partido, según explicó Borrell. El candidato socialista también se reunió ayer con representantes del Foro Babel.La propuesta socialista incluye medidas para paliar el déficit del ente y afianzar la titularidad pública de RTVE. Los socialistas proponen la creación de un Consejo Superior de Medios Audiovisuales, que debería ser un organismo superior independiente y buscar fórmulas para mejorar la financiación de RTVE con unas garantías mínimas de rentabilidad. Borrell puso como ejemplo la posibilidad de aplicar una política de subvenciones similar a la utilizada en Renfe. El PSOE considera, además, que la televisión pública debe reducir drásticamente el gasto que ahora se destina a comprar producción extranjera.

Según Borrell, el PSOE propone introducir limitaciones publicitarias y cambios en el modelo de programación. El candidato socialista avanzó esas propuestas en un debate organizado por el Grupo Josep María Lladó, un colectivo de periodistas progresistas que preside Enric Sopena, sobre el proceso de privatización de la televisión pública.

Borrell se mostró radicalmente contrario a la privatización y afirmó que con la política del Gobierno del Partido Popular cualquier privatización en medios de comunicación supone en realidad "la compra del medio por los amigos".

José Borrell se reunió ayer con representantes del Foro Babel, un grupo de intelectuales catalanes progresistas contrarios a la ley del catalán. Éstos entregaron a Borrell su último manifiesto, en el que vierten duras críticas al nacionalismo pujolista. La reunión, que se celebró en la sede central del PSC en Barcelona, fue criticada por CiU, ERC y el PI. Nacionalistas e independentistas criticaron que Borrell se reuniera con un colectivo contrario a la Ley de Política Lingüística, que fue aprobada en el Parlament con el apoyo del PSC.

Borrell evitó cualquier pronunciamiento sobre las propuestas del Foto Babel, pero defendió su derecho a reunirse con quien le venga en gana y el derecho de todos a expresar libremente sus opiniones sobre cualquier tema. El candidato socialista reiteró que él defiende la misma postura que la dirección del PSC en la cuestión lingüística y reclamó al Gobierno de la Generalitat que aplique la ley del catalán de forma consensuada con los sectores afectados y partidos políticos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de junio de 1998

Más información

  • Borrell se reúne con una plataforma crítica a la ley del catalán