Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vitoria recalifica una parte de los terrenos de Salburua para hacer 2.500 viviendas

El alcalde de Vitoria, Jose Ángel Cuerda, se verá obligado finalmente a abordar la urbanicación de la zona de Salburua por fases, ante la falta de acuerdo con los propietarios de suelo. Así, el Ayuntamiento iniciará en 1999 la construcción de 2.500 viviendas en suelo que ya era de propiedad municipal. Esa gran zona de expansión al este de la ciudad debe albergar en un futuro, y si fructifican las negociaciones que la institución mantiene con los propietarios de suelo, más de 10.000 pisos. La comisión de Urbanismo dará el lunes el visto bueno a la modificación del Plan General de Ordenación Urbana para recalificar para uso residencial los terrenos más cercanos al centro urbano, según anunció ayer alcalde José Angel Cuerda. El espacio afectado está comprendido entre la Nacional-1 y el polígono industrial de Betoño. Junto a las viviendas se construirá un centro comercial de carácter urbano y un centro cívico. El Ayuntamiento vitoriano comienza de esta forma progresivamente un proyecto que inicialmente el alcalde pensaba acometer en bloque, con una actuación global sobre seis millones de metros cuadrados, tanto en Salburua como en la zona de Zabalgana, al oeste. En ambas se proyecta construir 20.000 viviendas. La puesta en marcha del plan ha sido accidentada. La sentencia del Tribunal Supremo que en marzo de 1996 anuló gran parte de la anterior Ley del Suelo privó al Ayuntamiento del intrumento legal para expropiar los 4,1 millones de metros de titularidad privada de ambas zonas. La imposibilidad de emprender procesos inmediatos de expropiación impulsó al alcalde de Vitoria a ofrecer a los propietarios 2.000 pesetas por metro cuadrado. Sin embargo, la oferta no ha sido aceptada y el desacuerdo ha vuelto a retardar una operación que ahora comienza de forma parcial sobre suelo que ya es de propiedad pública. En este sentido, Cuerda hizo hincapié en que el proyecto se pone en marcha "al margen de las negociaciones que se mantienen con los propietarios de terrenos". Aparcamiento El alcalde destacó por otra parte la próxima aprobación por la Diputación de la modificación del Plan General que permitirá al Ayuntamiento derribar la fachada de la antigua estación de autobuses y acometer un proyecto de urbanización de la zona que deje el solar listo para acoger el Museo Vasco de Arte Contemporáneo, sin finalmente la Diputación Foral de Álava se decide por esta ubicación. Paralelamente, la comisión de gobierno municipal aprobó ayer el expediente de terminación de las obras del aparcamiento subterráneo que se estaba construyendo bajo la fallida terminal de autobuses, que costarán 493 millones de pesetas. Las 811 plazas de garaje, sobre las que iría construido el museo, podrán quedar listas para su entrega antes de que termine este año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de mayo de 1998