Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

Sol poniente: una economía enferma

(...) Desde que estalló la crisis a principios de esta década, el crecimiento económico de Japón ha sido mínimo. A pesar del crecimiento del déficit del sector público y el elevado aumento de la deuda, el Gobierno de Tokio no aumentó los impuestos esta primavera. El resultado fue una caída en picado de la economía, de la cual no hay todavía signos de recuperación. El Gobierno ha respondido con una serie de estímulos fiscales para que la economía vuelva sobre sus pasos. El martes pasado, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dio un respiro al decir que el plan de inversiones era suficiente para prevenir a la economía del verdadero hundimiento, si se pone en práctica rápidamente.

Sin embargo, otros consideran poco probable que incluso la considerable rebaja de los impuestos anime a los consumidores japoneses. La gente no quiere gastar porque cree que el Gobierno quizás tenga que dar mar cha atrás en la reducción de los impuestos para remediar la posición fiscal japonesa. (...) Algunos economistas creen que lo que necesita Japón es una dosis de inflación, ahora que los intereses reales son negativos. Cuando esto ocurre, los consumidores tienen el incentivo del gasto más que del ahorro porque el valor de su dinero está desgastado, mientras las empresas piden préstamos para inversiones porque no les cuesta nada el pago de los in 'tereses (...).

, 28 de mayo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de mayo de 1998