Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL JUICIO DEL 'CASO MAREY'.

El juez ordena una prueba caligráfica de Amedo

El presidente del tribunal, José Jiménez Villarejo, ordenó ayer practicar una prueba caligráfica del manuscrito que el ex policía José Amedo aportó al tribunal,a través de su abogado, Jorge Manrique, en el que acusa al juez Baltasar Garzón de haberle utilizado para provocar una "explosión controlada" del caso Marey y evitar que aparecieran aforados como José Barrionuevo, lo que habría determinado que el caso pasase al Tribunal Supremo. El manuscrito fue publicado en enero de 1997 por Diario 16, y en él Amedo acusa al juez se servirse de Michel Domínguez y él para atacar al PSOE. Ayer Amedo se negó a reconocer su paternidad sobre el documento.A propuesta del abogado de Rafael Vera, Manuel Cobo del Rosal, la secretaria del tribunal le exhibió el manuscrito. El policía replicó:

Amedo. Es una fotocopia. Obviamente se parece a mi letra, pero no sé si es auténtico. El presidente del tribunal, José Jiménez Villarejo, terció en el diálogo:

Presidente. Pero uno recuerda un documento que ha escrito, sobre todo si es de esa naturaleza...

A.Yo he escrito múltiples documentos sobre este caso e insisto en que no puedo garantizar que esto sea mío...

P. Que se le lea el contenido de este escrito, si es que es legible.

A. Si obviamente yo no tengo la certeza y garantía de que es mi letra, tampoco voy a saber si he sido yo el que lo ha hecho.

P. Aguarde a la lectura y podrá saber o no si lo ha hecho. Entretanto, la secretaria del tribunal exhibe a Amedo su firma en el documento:

A. Se parece a la mía, pero es una fotocopia. No recuerdo haber escrito eso.

P. Bien, en su momento se hará una prueba caligráfica del documento.

Desvincular a Cascos

Amedo negó después cualquier relación con el vicepresidente del Gobierno Francisco Alvarez Cascos, así como haberse reunido con él. Preguntado sobre si fue su abogado quien se reunió con el vicepresidente primero del Ejecutivo, Amedo replicó: "Sé que mi abogado ha tenido reuniones con muchas personas".En sentido contrario, Amedo aseguró que cuatro años después del secuestro de Marey, en 1987, después de que las autoridades francesas dictaran una orden de detención contra él, le llamó por teléfono el ex ministro del Interior José Barrionuevo para expresarle su respaldo y el de Felipe González. "Barrionuevo me dijo que en esto estábamos todos", insistió Amedo, "y más valdría que no se niegue esa conversación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de mayo de 1998