Los sindicatos, contra la circular de Enseñanza sobre la religión

VIENE DE LA PÁGINA 1 La directora de un centro del distrito de Sant Martí en el que se dan clases de religión considera innecesaria la circular ya que "los padres deciden si su hijo ha de recibir formación religiosa en la preinscripción de educación infantil, pero si más tarde cambian de opinión, en el sentido que sea, sólo necesitan comunicarlo". El arzobispado de Barcelona defiende la circular porque considera que al cambiar de etapa educativa los padres no tienen suficiente información sobre la posibilidad de escoger la asignatura de religión. Según la autoridad eclesiástica, la Generalitat lo único que hace con la circular es recordárselo. En cambio, los sindicatos y algunos sectores educativos opinan que constituye una "presión inadmisible", ya que obliga a los padres a decidir por segunda vez si sus hijos han de tener clases de religión. "El departamento está vulnerando la ley al obligar a los padres a volver a manifestarse sobre si sus hijos deben hacer o no religión", aseguró Carles Martínez, portavoz del sindicato USTEC-STE. "Muchos padres se han quejado de esta carta", añadió la directora de un centro de primaria, "porque no entienden que Enseñanza les obligue a repetir una elección que ya hicieron al matricular a sus hijos en la escuela infantil". El sindicato USTEC-STE considera que "Enseñanza está vulnerando la misma ley que dice aplicar" y anuncia que tiene la intención de demandarla "si sigue en su empeño". CC OO también critica la circular: "Es una reiteración innecesaria que sólo busca beneficiar a la religión católica", asegura su portavoz, Virgili Burrel. La asociación de maestros Rosa Sensat, pionera en Cataluña de la renovación pedagógica, acusa a Enseñanza de querer introducir la religión en las escuelas públicas, donde no tiene demanda. "Quieren romper el consenso, apoyado por los propios creyentes practicantes, de los centros que creen que la religión debe impartirse fuera de las escuelas", indica una de las representantes de esta asociación, Elisabeth Quesada.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 24 de mayo de 1998.