Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición pide que la A-16 sea gratuita hasta que opine el Supremo

VIENE DE LA PÁGINA 1 El PSC solicitó la semana pasada que mientras no se haya resuelto la sentencia del TSJC que anuló la concesión directa a Aucat, no se cobre peaje en la autopista. Pero un abogado de Tarragona, Jordi Verdaguer, ha sido más allá y ha presentado ante el juzgado de Vilanova una querella contra Artur Mas y Joan Guitart, que en 1995 eran respectivamente consejeros de Política Territorial y de Cultura. La querella se amplía a los directivos de Aucat. Según la querella presentada por Jordi Verdaguer, la Generalitat ha incurrido en un presunto delito de desobediencia a la justicia porque el TSJC declaró nulo el decreto de la Generalitat de la adjudicación directa y sin embargo las obras prosiguieron (gracias a un nuevo decreto del Gobierno de la Generalitat). En este sentido, la acusación particular recuerda que "el poder ejecutivo no está por encima del poder judicial". La querella también sostiene que se ha cometido un presunto delito de daños en yacimientos arqueológicos. Macias explicó la pasada semana en el Parlament que la sentencia que anula la concesión está recurrida ante el Tribunal Supremo y, por consiguiente, no es firme. Aseguró que el Gobierno catalán se había planteado no recurrir y dar por buena la sentencia del Tribunal Superior de Cataluña. No lo hizo porque se hubieran tenido que iniciar diversos procesos de liquidación y de indemnización a la empresa constructora (Aucat) no sólo por las obras construidas, sino también por "lucro cesante", es decir, por el dinero que Aucat espera ganar y, de perder la concesión al aplicar la sentencia, no ganaría. El resultado sería que la nueva concesionaria tendría que hacerse cargo de estos gastos y añadir una previsión de beneficios propios, por lo que el usuario pagaría el doble por el peaje. La oposición sostiene que es lo que pasará si el Supremo confirma la sentencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de mayo de 1998