Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA NACIÓN

La fuerza de los peneuvistas

El portavoz popular Gabriel Cisneros, pese a sus ímprobos esfuerzos, no tuvo más remedio que hacer explícita la razón por la que mantenían su propia propuesta, y que no es otra que los compromisos con el PNV.En tono de súplica retórica, pidió a los socialistas: "Vénganse a nuestra propuesta y acepten el ruego de alguna fórmula de encuentro para evitar la visualización de una diferencia, por ocasional que ésta sea, para alejar el riesgo de la indeseable exclusión de aquellos a quienes el señor Eguiagaray ha calificado de nuestros aliados parlamentarios [el PNV], sin duda haciendo abstracción de su condición de socios de Gobierno en el País Vasco". Para hacer más patética la situación, concluyó que hablaba de "un partido na- cionalista democrático cuyas diferencias con él en materia de pacificaciónquedaron de manifiesto en el debate entre los señores Aznar y Anasagasti, pero que lo quisiéramos o no, ocupa una posición central en la comunidad y por cuyas actitudes pasa la esperanza de la paz".

Es decir, todo claro como el agua y turbio como el poso que dejaron las votaciones. Al PP le apoyaron el PSOE, CiU, PNV, CC y Nueva Izquierda. Pilar Ra- hola votó en contra. Con el PSOE votaron los populares, NI, IC, y Unión Valenciana. Se abstuvieron el PNV y CiU. En contra: BNG, Ra- hola y, por error, Homs (CiU).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de mayo de 1998