Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mignogna insiste en "El faro del Sur" en un cine de sentimientos

En Sol de otoño el argentino Eduardo Mignogna dirigió una conmovedora película sobre el amor entre personas mayores, con Federico Luppi y Norma Aleandro en dos magníficas interpretaciones. El éxito de crítica y público que aquella película alcanzó en España le ha permitido a Mignogna rodar El faro del Sur, una historia también de sentimientos, pero en este caso entre dos hermanas, una joven y una niña, que se quedan huérfanas. A través de ocho años y con escenarios de Uruguay y de Buenos Aires como fondo, el realizador argentino ha trazado un relato dramático, pero también salpicado de ternura y de humor en muchos momentos.Mignogna, que ayer estuvo en Madrid para presentar la película, destacó el trabajo de Ingrid Rubio, la actriz española que interpreta el papel principal. «Ingrid», dijo el realizador, «ha sabido mostrar su lado más oscuro para dar vida a la protagonista». Tras reconocer que El faro del Sur es su película más dramática, el director argentino mostró su debilidad por los personajes femeninos: «Siempre me gusta observar a las mujeres, no las comprendo y me acerco a ellas para descifrarlas, son más profundas y más serias. Por eso me interesan más».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de mayo de 1998