Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yeltsin: «Rusia no amenaza a nadie»

En dos días, y en dos frases, el presidente ruso, Borís Yeltsin, ha enunciado la doctrina militar de la nueva Rusia. El viernes aseguró ante altos jefes de los órganos de defensa que «no se puede descartar una agresión exterior contra Rusia» y que son necesarias unas Fuerzas Armadas que disuadan de un eventual «ataque nuclear». Ayer añadió que el Estado heredero del imperio soviético «no amenaza a nadie» y que sus prioridades siguen siendo «la integridad del país, la cooperación internacional y la consolidación de la seguridad en Europa y el mundo».El marco elegido fue el desfile en la plaza Roja de Moscú con ocasión del 53º aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi.

«Nuestras Fuerzas Armadas», añadió Yeltsin, «están pasando por tiempos difíciles, pero doy por hecho que la gente seguirá sirviendo en ellas para que nada amenace la vida pacífica».

Mientras Yeltsin presidía la parada, decenas de miles de manifestantes izquierdistas se manifestaron por las calles de Moscú y exigieron su renuncia. El líder comunista, Guennadi Ziuganov, calificó a Yeltsin de «tumor cancerígeno que debe ser extirpado del cuerpo de la gran madre patria»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de mayo de 1998

Más información

  • Los comunistas califican al presidente de tumor cancerígeno