VALENCIA

Gallito se llevó un puntazo y una oreja

El torero valenciano Sergio Gómez, Gallito, fue el que mejor y peor parte se llevó en la novillada que en honor de la Virgen de los Desamparados se celebró ayer en el coso de la calle de Játiva. La peor porque el incierto y violento novillo que cerraba plaza lo empitonó de forma escalofriante. El chaval quedó inerte en el albero y rápidamente su cuadrilla, tras el quite, lo retiró en volandas hacia la enfermería, desmayado el muchacho entre sus brazos. En un primer momento parecía que la cornada era grave. Por fortuna, la Virgen no se despistó del todo y la cogida quedó en un puntazo.De salida el novillo barbeó en tablas. Gallito lo paró de capa y lo obligó a tomar un par de puyas y, ya tratando de hacer el quite, fue revolcado dos veces, sin consecuencias. Luego vendría la cogida en la faena de muleta.

Sorando / Iniesta, López, Gómez

Novillos de Román Sorando, descastados y justos de fuerza; 6º incierto.José Antonio Iniesta: pinchazo -primer aviso- , media, dos descabellos -segundo aviso- y descabello (ovación); pinchazo y estocada caída (aplausos); dos pinchazos y estocada (silencio). López Chaves: tres pinchazos, media y descabello (aplausos); dos pinchazos -aviso- , estocada y descabello (aplausos). Gallito: estocada (oreja); sufrió en el 6° cornada en un muslo, pronóstico reservado. Plaza de Valencia, 9 de mayo. Menos de media entrada.

Pero la medalla también tuvo su cara amable y Gallito se ganó a pulso la única oreja de la tarde. Fue con el primero de su lote, al que recibió a porta gayola, estirándose bien después a la verónica. El novillo, el mejor del encierro a pesar de su flojedad, acudía al cite de lejos y Gallito lo aprovechó sobre todo por el pitón derecho. Al natural instrumentó alguna tanda, pero por ese lado el animal colaboró menos. Mató de fulminante estocada y le fue concedido el trofeo.

También muy dispuesto salió López Chaves. El primero de su lote, un novillejo imposible, le dio hasta cuatro volteretas; tantas como intentara López Chaves sacarle algún buen juego. En su segundo estuvo tesonero en un trasteo aseado. José Antonio Iniesta se estrelló con su mal lote.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0009, 09 de mayo de 1998.

Lo más visto en...

Top 50