Reportaje:TARRAGONA

"Castells", rock y medievo

El buen tiempo y el sol ayudaron a que los tarraconenses salieran masivamente a la calle para cumplir con la tradición de comprar un libro y una rosa. En la capital, el bullicio se concentró en la Rambla Nova, donde se instalaron medio centenar de puestos de libros y una veintena de casetas de venta de rosas. El Ayuntamiento montó uno de los puestos de libros. En él, se recogían adhesiones para que la Unesco declare a Tarragona Patrimonio de la Humanidad y se vendían libros sobre la ciudad romana. La jornada culminó por la tarde, también en la Rambla Nova, con la actuación de las cuatro colles castelleres locales, cuyos castells simbolizan tradicionalmente el comienzo de la temporada en la ciudad. La plaza del Mercadal de Reus, con sus casetas de libros y rosas, fue el lugar más concurrido de la capital del Baix Camp. Reus acogió, por la noche, un concierto de los grupos de rock Whiskyn"s y Lax"n"busto, en el que las dos formaciones presentaron sus últimos discos. Montblanc vivió ayer también una jornada especial. La escenificación de la ofrenda de la rosa de Sant Jordi a la princesa al pie de las murallas, donde la leyenda cuenta que el santo caballero mató al dragón y salvó así a su dama, abrió la XI Semana Medieval de la capital de la Conca de Barberà, que se prolongará hasta el domingo de la próxima semana.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS