Se derrumba la escalera del Kursaal de San Sebastián

La construcción del Kursaal, el emblemático palacio de congresos de San Sebastián diseñado por el arquitecto Rafael Moneo, sufrió anoche su primer contratiempo de importancia. La escalera que conduce al anfiteatro, ubicada en el cubo de mayor dimensión de los dos, se derrumbó sobre las ocho de la tarde. El siniestro no causó daños personales, ya que el recinto se encontraba vacío en ese momento. Tras conocerse la noticia, los máximos responsables políticos del proyecto se desplazaron urgentemente al lugar para comprobar el alcance de los daños. El consejero delegado de la sociedad Kursaal y concejal donostiarra de Obras, el peneuvista Martín Elizasu, explicó que la estructura de acceso al anfiteatro ha sido desencofrada hace escasos días. "Puede ser que el peso de esta escalera, de diseño muy arriesgado, haya sido excesivo", señaló.

Los responsables del Kursaal abrirán hoy mismo una investigación para determinar las causas exactas del accidente, que causó daños aún por evaluar. En cualquier caso, parece improbable que el derrumbe vaya a afectar a la marcha de los trabajos, si bien se tomarán medidas de seguridad complementarias en la zona. El siniestro se produjo tan sólo tres días después de que el propio Moneo supervisase el estado de las obras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de abril de 1998.

Lo más visto en...

Top 50