Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres familiares del alcalde de Valdemoro ganan una oposición

El Partido Popular de Valdemoro (21.000 habitantes) ha presentado una denuncia ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid por supuestas irregularidades últimos exámenes de personal del Ayuntamiento de la localidad. Según el PP, tres de las seis plazas concedidas fueron a parar a familiares del alcalde, el socialista José Huete, y otra a la mujer del portavoz de IU, Felipe Rodríguez, cuyo grupo apoya al gobierno local.Los exámenes se celebraron el pasado diciembre para cubrir puestos técnicos con categoría de funcionarios. La plaza de técnico de personal la obtuvo la actual compañera del alcalde; el puesto de jefe de archivo, una prima de Huete; el de directora de la residencia municipal, la mujer del portavoz de IU, y el de archivera, una cuñada de la pareja del alcalde. Todos ellos, excepto la nueva archivera, ya trabajaban para el Ayuntamiento. El alcalde ha reconocido que sus familiares aprobaron, "pero en un concurso-oposición y por méritos propios, ya que llevan trabajando para este Ayuntamiento como personal laboral una media de siete años". Huete ha negado las acusaciones de nepotismo y alega que no participó en el tribunal.

A los exámenes se presentaron una media de diez personas por plaza y, mientras el PP asegura que tres aspirantes han presentado impugnaciones, el alcalde dice que no ha habido alegación alguna y que los funcionarios aprobados desempeñan su labor desde enero. El portavoz del PP, Francisco Granados, ha señalado que su grupo no duda de que las personas aprobadas sean las más aptas, pero dice: "Los exámenes se han realizado sin garantías de igualdad".

Granados dice que su grupo hizo una impugnación interna desestimada por la comisión de gobierno y abandonó los tribunales de exámenes al recibir las preguntas ya hechas y sin precisar el nombre de quién las había confeccionado.

Huete ha defendido la limpieza del tribunal, en el que había representantes del comité de empresa y de la Comunidad de Madrid, y asegura que nadie presentó quejas sobre el proceso de selección.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de abril de 1998