Derechos HumanosESTADOS UNIDOS

Ángel Francisco Breard

Ángel Francisco Breard, de 32 años, ciudadano de Paraguay y Argentina, va a ser ejecutado en Virginia el próximo día 14. Como casi todos los ciudadanos extranjeros condenados a muerte en EE UU, Breard no fue nunca informado por las autoridades responsables de su detención de su derecho, protegido por los tratados internacionales, a solicitar la asistencia de su consulado. Los tribunales estadounidenses vienen negándose de forma sistemática a abordar esta violación de las leyes por motivos de procedimiento y han hecho caso omiso de otras cuestiones significativas planteadas en el caso Breard.Privado del asesoramiento de su consulado, Breard no pudo intervenir de forma constructiva en su propia defensa. Debido a su incapacidad para comprender las diferencias culturales y legales entre Estados Unidos y sus países de origen, Breard tomó una serie de decisiones que pudieron ser fatales en su juicio.

La negativa de los tribunales estadounidenses a abordar esta importante cuestión (y las demás razones de peso que ha planteado Breard en sus apelaciones) ilustra gráficamente la naturaleza arbitraria de la pena de muerte. A pesar de los procedimientos judiciales destinados a garantizar que la pena capital se impone de forma imparcial y racional, ésta sigue siendo en Estados Unidos una "lotería mortal".

Rogamos que escriban cartas solicitando que, en vista de que a Ángel Francisco Breard se le han negado sus derechos conforme a lo dispuesto en la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, el gobernador ejerza su prerrogativa de gracia y conmute la condena de muerte. The Honorable James S. Gilmore III. Governor of Virginia. 3rd Floor. Building. State Capital. Richmond, VA 23219. USA. Teléfono: + 1 804 786 2211. Fax: + 1 804 786 6351. Tratamiento: Dear Governor (Señor gobernador).

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de abril de 1998.

Lo más visto en...

Top 50