Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU y PP derrotan la propuesta de cese de Lopez-Amor

El Consejo de Administración de RTVE rechazó ayer, en una sesión envuelta en continuos rifirrafes, la propuesta de cese del director general, Fernando López-Amor. El número de votos favorables a la destitución (cinco) superó el de sufragios contrarios a la misma (tres), pero la aprobación de la propuesta requería una mayoría de dos tercios, listón al que no llegaron los partidarios de esa medida. El representante de CiU apoyó a los dos del PP en la postura contraria al cese.Votaron a favor de la destitución Diego Carcedo, Marcos Sanz y Antonio Santillana (PSOE), Rodolfo Ruiz Ligero (IU) y José Recalde (PNV). En contra lo hicieron Emilio Contreras y Antxón Sarasqueta (PP) y Josep Maria Gené (CiU). El director general se ausentó durante este debate.

Al término de la reunión, Recalde explicó a los periodistas los motivos de su propuesta. "El director general incumple sistemáticamente el Estatuto en lo que se refiere a los principios de objetividad, imparcialidad y pluralismo político", dijo. Para ilustar la petición de cese puso abundantes ejemplos de Ias manipulaciones" de TVE y RNE sobre las actividades del partido al que representa. Y reiteró que un comentarista del programa matinal de RNE "dijo que 'Arzallus está del lado de las metralletas', algo verdaderamente intolerable".

Según Recalde, este espacio ''está, continuamente dinamitando el nacionalismo vasco y el nacionalismo democrático que yo represento". El punto de inflexión de la cascada de "descalificaciones y difamaciones" ha sido, según el consejero, el anuncio de la convocatoria de las elecciones vascas, lo que ha provocado "un sesgo claro en favor de un partido político", agregó.

Al margen de las informaciones sobre el PNV, Recalde insistió en criticar la elección de Jon Juaristi como guionista de la serie de TVE Ésta es mi tierra, por su postura "antinacionalista".

Diego Carcedo, en representación de los consejeros socialistas, calificó de "desastrosa" la gestión de López-Amor y afirmó que RTVE "lejos de ser un servicio público es una televisión al servicio del PP y un instrumento de propaganda del Gobierno". Aseguró que a partir de ahora el director general no cuenta con el apoyo mayoritario del consejo, con lo que "tendrá dificultades para aprobar muchas cosas si no cambia radicalmente de actitud".

Por parte de IU, Rodolfo Ruiz Ligero desgranó medio centenar de motivos para solicitar al Gobierno la destitución de López-Amor: desde la saturación publicitaria a la "injustificable" compra del lote de películas de José Frade, pasando por el "amiguismo" en las contrataciones del centro de Castilla y León.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de marzo de 1998