Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de cada seis conductores cree que se hacia fraude en su gasolinera, según una encuesta

En Madrid, el porcentaje de quienes sospechan que han sido estafados roza el 30%

Más de uno de cada seis conductores españoles (el 17,2%) creen que se estafaba en su estación de servicio habitual. En Madrid, la comunidad donde se destapó el presunto fraude de las gasolineras, el porcentaje de quienes se consideran timados llega al 28,9%. Así se refleja en una encuesta realizada para la compañía petrolera Cepsa por la empresa Dympanel, SA. Paradójicamente, según el sondeo, sólo el 6,3% de los conductores españoles y el 14,1% de los madrileños ha cambiado de gasolinera por este motivo, lo que muestra cierta resignación o dificultad para cambiar.

La encuesta se realizó entre el 16 y el 18 de febrero un mes después de que EL PAÍS publicase un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), según el cual algunas gasolineras de Madrid servían hasta un 5% menos combustible del que se pagaba.Lo primero que refleja el sondeo -que incluyó la realización de 601 entrevistas, 280 en Madrid y 317 en el resto de España- es el alto conocimiento de la existencia del presunto fraude: el 77,2% de los españoles y el 91,6% de los madrileños contestaron espontáneamente que conocían la noticia. Inducidos por el encuestador, quien les recordó de qué se trataba, el nivel de conocimiento se aproximó al 100%.

La encuesta demuestra que los conductores no sólo conocen el asunto, sino que tienen una información bastante precisa. El 78,9% del total afirma que el fraude consiste en que "sirven menos combustible del que has pagado". El 43,6% piensa que la presunta estafa se produce "en algunas" gasolineras, mientras que el 25,4% dice que las implicadas son "bastantes" y sólo el 19,2% reduce el problema a unas "pocas".

En toda España

El nivel de conocimiento se relaciona con la importancia que los conductores dan al asunto. El 89,9% del total lo considera bastante o muy importante y sólo el 4,5% cree que tiene poca o ninguna importancia. En Madrid, la diferencia es aún mayor: 95,7% frente a 2,1% Aunque el estudio de la OCU se limitaba a dicha región, el 59% de los encuestados -el 76,6 de los madrileños y el 56,2 de los de otras comunidades cree que el presunto fraude se produce en toda España.El 68% (76% en Madrid) atribuye la responsabilidad a "algunos dueños de gasolineras", pero el 30,2% (21,7% en Madrid) piensa que las marcas también tienen responsabilidad, aunque sea compartida. En concreto, la marca más citada es Repsol (28,5% en España y 46,5% en Madrid), que abandera la mayoría de las estaciones de servicio del Grupo Villanueva, cuyos directivos han sido inculpados por el juez. Este grupo, aunque no es en realidad una marca, aparece citado en segundo lugar, por el 18,2 de los españoles y el 42,7% de los madrileños.

Repsol ha sido también la que más ha sufrido las consecuencias del fraude. Preguntados cuál era la marca de su gasolinera habitual antes del escándalo y cuál es ahora, se observa que esta petrolera ha perdido el 1,3% de su cuota en el conjunto de España y el 4,2% en la Comunidad de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de marzo de 1998