Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía mexicana investiga a militares por la matanza de Chiapas

El grupo paramilitar que el 22 de diciembre pasado asesinó a 46 indígenas a tiros y machetazos en Acteal no sólo contó con la colaboración de funcionarios de la seguridad del Estado mexicano de Chiapas: también hubo militares involucrados. Así lo cree la Procuraduría General de México (PGR, fiscalía). "Sí estamos viendo la participación de miembros del Ejército, individualmente considerados, en el tema del 22 de diciembre y los hechos previos" reconoció ayer el procurador general, Jorge Madrazo, en una reunión con varias Organizaciones No Gubernamentales (ONG) en Ginebra, donde acudió a presentar un informe en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.El encuentro sostenido por el procurador de Justicia con las ONG tuvo lugar en uno de los anexos del Palacio de las Naciones, adonde acudió a presentar un informe oficial sobre la situación que guardan los derechos humanos en México. En su intervención ante la 54ª sesión anual de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, el procurador mexicano calificó la matanza de Acteal como "un hecho bochornoso" y dijo que "para los mexicanos, Chiapas es una dolencia profunda que debemos aliviar pronto y bien".

Sobre la implicación de militares en la matanza, un tema delicado en México, donde el Ejército es una institución rara vez puesta en cuestión, Madrazo fue prolijo: "Tengo hipótesis de trabajo y líneas de investigación. Y, dentro de éstas, sí estamos viendo la participación de miembros del Ejército, individualmente considerados, en el tema del 22 de diciembre, y los hechos previos, en Chenalhó. Y permítanme que no vaya más allá. Porque, si yo ahora les expreso eso, estoy acompañado por distinguidos miembros de la prensa mexicana y española, y si ellos publican eso, pues esa línea de investigación la tiro al bote de la basura. Lo que sí les prometo es dar un informe muy puntual de qué pasó con esa línea de investigación, en cuanto los tenga detenidos [los militares señalados] y, desde luego, este esquema pudo darse, o puede darse, en otros lugares del Estado de Chiapas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de marzo de 1998