Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Redondo vence a Rosa Díez por sólo 400 votos en el estreno de las primarias socialistas en Euskadi

Nicolás Redondo Terreros será el candidato a lehendakari de los socialistas vascos en las elecciones autonómicas previstas para el 25 de octubre próximo, pero por apenas 400 votos sobre Rosa Díez. La primera experiencia de las primarias en una organización del PSOE estuvo a punto de concluir en sorpresa, con el candidato oficial, el secretario general del Partido Socialista de Euskadi (PSE-EE), batido por la candidata Rosa Díez, consejera de Comercio y Turismo del Gobierno vasco. Redondo obtuvo el 53,38% de los votos emitidos por los afiliados, un porcentaje inferior al que consiguió en el congreso de octubre, cuando fue elegido secretario general con un 58% de los sufragios. Rosa Díez llegó a batir ampliamente a Redondo en Álava y Guipúzcoa, aunque el mayor peso de la afiliación en Vizcaya inclinó la balanza hacia el candidato oficial.

Los resultados de las primarias del PSE dibujan uno de los peores escenarios previos previstos por la ejecutiva de Euskadi. La corta ventaja del candidato apoyado por la dirección debilita la posición de Nicolás Redondo Terreros como secretario general y, al mismo tiempo, le resta fuerza como candidato del partido en unas elecciones cruciales para los socialistas. En ellas se juegan seguir siendo el segundo partido del País Vasco, posición que se ve amenazada en las encuestas por el PP, y mantenerse como pieza inevitable para formar un gobierno de coalición.Esta realidad pesó como una losa en la tensa y larga espera hasta conocerse los resultados provisionales en la sede del PSE de Bilbao. Los partidarios de Redondo eran conocedores del tirón personal de Rosa Díez en la afiliación y centraban su mayor temor en la posibilidad de que el secretario general fuera derrotado en Álava. Sin embargo, la realidad reflejada por las urnas fue mucho peor. Redondo consiguió el derecho a ser candidato a lehendakari de los socialistas vascos con menos apoyos de los que obtuvo para la secretaría general. Ayer recibió el 53,38% de los votos emitidos -votaron 6.097 afiliados sobre un censo total de 9.300-, frente al 46,63% obtenido por Rosa Díez. La consejera de Comercio y Turismo, sin embargo, derrotó ampliamente a su secretario general en Álava (69,5% de los votos frente al 30,4%) y en Guipúzcoa (50,80% frente a 49,20%).

El peso de Vizcaya

El peso de Vizcaya, que concentra más de la mitad de la afiliación y donde se asienta fundamentalmente la actual dirección del partido, fue decisivo para la corta victoria de Redondo. En su comparecencia ante los medios informativos, pasadas las once de la noche, Redondo mostró su satisfacción por el resultado y afirmó que las primarias del PSE han sido "una lección de democracia" y un paso que les "acerca a los ciudadanos". "Hoy todo el partido está detrás del candidato", declaró Redondo, que negó haberse sentido cuestionado por lo apurado de su victoria global y su derrota en dos territorios.Sin embargo, el rostro serio del ya candidato socialista a lehendakari reflejaba la tensión del escrutinio y lo apurado de los resultados. En su intervención, Redondo confesó abiertamente lo que había sugerido en los últimos días de la campaña interna: "Si no hubiera ganado, me habría ido [de la secretaría general]", afirmó. No obstante, tanto él como Rosa Díez, que compareció antes, evitó referirse a las consecuencias internas de este apurado triunfo. "Me he enfrentado a una magnífica contrincante y a otras muchas cosas", dijo sin precisar a qué se refería. Sí señaló que va a contar con Rosa Díez "como figura de cartel importante" para las elecciones de octubre. Refiriéndose al proceso de primarias, Redondo dijo que en su informe la Ejecutiva Federal señalaría que "no puede haber primarias sin confrontación de criterios". El reglamento aprobado impedía contrastar proyectos. Y añadirá que "el debate de ideas es el elemento básico para evitar confusión en las prirnarias".

Rosa Díez compareció ante los medios informativos para reconocer la victoria de Redondo y mostrar su satisfacción por la respuesta de la militancia socialista."Hemos sido la punta de lanza de un proceso nuevo e ilusionante que rompe con las inercias del pasado", señaló la consejera, que eludió todas las preguntas sobre las consecuencias internas que puede tener este pronunciamiento de los afiliados. "No estábamos examinando al secretario general, sino eligiendo el mejor candidato", dijo Díez, que ante una pregunta sobre la posible brecha abierta aseguró: "Juntos, sumamos el cien por cien". La consejera, visiblemente contenta por el apoyo recibido, se refirió al hecho de haber disputado las primarias siendo mujer y subrayó: "Está abierto un camino que todavía no es normal en las rnujeres".

En las votaciones de ayer participaron el 65% de los afiliados del PSE (6.058 sobre 9.204). Redondo obtuvo el 53,20% de los votos (3.223) y su contrincante el 46,47% (2.825 votos). El exiguo triunfo del secretario general se fraguó en Vizcaya y más concretamente en las agrupaciones de la margen izquierda; consiguió 2.356 votos (57,82%) frente los 1.719 (42,18) de su oponente. Pero Redondo fue ampliamente derrotado en Álava, que es sin embargo el territorio con menos afiliación. Rosa Díez consiguió allí el 68,28% de los votos (366) frente al 29,85% (160) del secretario general. En Guipúzcoa, apenas un punto y medio separó a la consejera de Redondo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de marzo de 1998

Más información

  • La consejera de Comercio y Turismo batió al secretario general del PSE en Álava y Guipúzcoa