Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell de la Información catalán pide separar más publicidad y noticias

El Consell de la Información de Catalunya, un organismo independiente creado para velar por el cumplimiento del Código Deontológico del que se dotaron los profesionales del periodismo en Cataluña en 1992, ha dictado en su primer año de funcionamiento 18 resoluciones en las que resuelve las denuncias presentadas por instituciones o particulares. Todas ellas han sido notificadas a los medios denunciados que, según el presidente del Consell, Llorenç Gomis, las han acogido positivamente. Una de las más contundentes es la que recrimina a una agencia y dos diarios haber difundido la foto de una mujer muerta en Barcelona al caerle una cornisa. La foto mostraba, a la mujer semidesnuda, poco después de haber sido sometida a maniobras de reanimación que no lograron salvar su vida.

A partir de una queja de un médico contra un programa de radio, el Consell aborda el problema de la separación entre información y publicidad. Afirma que es un problema creciente, establece que la publicidad debe emitirse de forma separada y claramente diferenciada de la información y pide que también en este punto se amplíe el Código Deontológico.

En una de sus resoluciones, el Consell pide que se regule en el Código Deontológico en qué condiciones los periodistas pueden recibir regalos o aceptar el pago de gastos. El Consell entiende que los periodistas deben distinguir "entre lo que puede considerarse un gesto de cortesía de aquellos otros actos susceptibles de mediatizar su actuación por razones ajenas al interés público".

El titular Vintró y Rahola se tiran de los pelos, a propósito de unas discrepancias entre las dos concejales de Barcelona, el Consell recrimina al medio que lo publica la vulneración del Código Deontológico y advierte a su director sobre la influencia negativa que estas expresiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de marzo de 1998