Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un médico de Portugal trata el sida con un fármaco prohibido

El Virodene P058 (dimetilforamida), un fármaco supuestamente eficaz para controlar el sida pero no autorizado por la comunidad científica internacional, se está aplicando clandestinamente en Portugal, según reveló ayer el Diário de Notícias, de Lisboa. El medicamento fue descubierto por la investigadora de ascendencia portuguesa Olga Visser.

Según el citado rotativo, los ensayos clandestinos los coordina el médico Alvaro Alemao, quien afirma tener la intención de administrar un fármaco de esas características a unos mil enfermos durante un período de tres años para después canalizar su estudio a través de una universidad extranjera que no cita. El citado medicamento ha sido aplicado a 63 enfermos sin su consentimiento expreso.

El presidente del Instituto de Farmacia y Medicamentos (Infarmed), Aranda da Silva, informó ayer que los citados ensayos no han sido autorizados y que el fiscal general del Estado deberá investigar el caso. Alvaro Alemao niega que esté utilizando el fármaco. "Estoy trabajando con el mismo grupo de sustancias, pero no es el mismo", dice. Sostiene también que sólo trabaja con enfermos extranjeros y que para ello cuenta con un protocolo firmado por todos ellos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de marzo de 1998