Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica se alía con WorldCom para Europa y con MCI para abordar el mercado de EE UU

El presidente de Telefónica, Juan Vilialonga, cerró ayer una alianza estratégica con las compañías estadounidenses de telecomunicaciones WorldCom y MCI, inmersas a su vez en un proceso de fusión. La nueva alianza (la segunda desde que Villalonga alcanzó la presidencia y la tercera de la compañía española) abre a Telefónica nuevas oportunidades de negocio en Europa, de la mano de WorldCom, y en Estados Unidos, junto a MCI. Telefónica podrá tomar un 10% de una nueva empresa internacional de servicios que creará MCI-WorldCom para competir con el antiguo aliado de la firma española, British Telecom. Por su parte, MCI podrá adquirir el mismo porcentaje de Telefónica Internacional, valorado en cerca de 55.000 millones.

MÁS INFORMACIÓN

El acuerdo abre a Telefónica las puertas del mercado estadounidense de habla hispana, con cerca de 30 millones de personas; fortalece sus posiciones en América Latina, gracias al compromiso de apoyo de MCI; y ofrece a la compañía española una oportunidad para asaltar los mercados europeos junto a WorldCom.Para evitar que esta nueva alianza se diluya como las anteriores, Villalonga ha estrechado los vínculos entre las tres operadoras. Telefónica podrá tomar hasta un 10% del capital de la nueva empresa internacional de servicios de MCI-WorldCom, "en el caso de que se decida su creación", y vengarse así de British Telecom (BT) y Unisource, que mantienen proyectos similares en ese mercado.

MCI podrá adquirir el 10% de Telefónica Internacional (valorado en unos 55.000 millones de pesetas). Además, Villalonga se sentará en el consejo de la nueva MCI WorldCom y Bert Roberts, presidente de MCI, se sentará en el consejo de la empresa española. Más aún. Si la fusión MCI-WorldCom fracasa, Villalonga ha conseguido el compromiso de que "la alianza estratégica se mantendrá entre Telefónica y WorldCom".

"Hemos elegido los mejores socios para expandir nuestra presencia en Europa, consolidar el liderazgo en el mundo hispano y aprovechar las nuevas oportunidades de inversión en Latinoamérica", dijo el presidente de Telefónica en una rueda de prensa en inglés.

"Como socios y ante las crecientes oportunidades del mercado mundial, nuestra compañía, Teléfonica y MCI estarán en una posición privilegiada para impulsar su crecimiento y aumentar su valor a corto y largo plazo", dijo Bernard Ebbers, presidente de WorldCom y futuro director ejecutivo de MCI-WorldCom.

"Otra gran ventaja de este proyecto, que no me gusta llamar alianza", aseguró Villalonga, "es que supone convertimos en socios de WorldCom-MCI y entrar en el atractivo mercado de habla hispana de Estados Unidos".

En este país, Telefónica y MCI se alían en una empresa conjunta (30% y 70%, respectivamente) para ofrecer promociones y servicios que se ajusten a las necesidades del consumidor hispano. La gestión correrá a cargo de MCI. El mercado al que se dirigirán es uno de los de mayor crecimiento demográfico y representa un 8% del total de las llamadas de larga distancia en Estados Unidos, lo que supone un negocio de 93.000 millones de dólares anuales (14 billones de pesetas).

Telefónica Internacional (TISA) y MCl concentrarán sus operaciones en América Latina a través de una empresa conjunta (51% de la española y 49%, de MCI) que operará bajo la denominación de Telefónica Panamericana MCI (TPAM) y será gestionada por la firma española. Las cifras manejadas por las compañías estiman que el mercado de telecomunicaciones de América Latina está valorado en 50.000 millones de dólares (7,5 billones de pesetas), y llegará a los 67.000 (10 billones de pesetas) en el año 2000.

TPAM construirá una red digital con la última tecnología para unir las grandes ciudades en América Latina. Esa red se montará con cables de fibra óptica de alta velocidad y equipos de conmutación sofisticados que permitan el tráfico simultáneo de grandes cantidades de llamadas convencionales y servicios de Intemet. Para el año 2001, los nuevos socios esperan tener conectados 12 núcleos comerciales en América Latina con las instalaciones de MCI-WorldCom y Telefónica en Estados Unidos, Europa y otros lugares del mundo.

Telefónica recupera el derecho, contemplado en la frustrada alianza con BT-MCI, a entrar en Avantel, una empresa de telecomunicaciones controlada por MCI y Banarnex en México. MCI y Telefónica fusionarán sus negocios en Puerto Rico y abordarán conjuntamente el proceso de privatizaciones en Brasil.

Este de Europa

La tercera rama del negocio es el mercado europeo. Los nuevos acuerdos contemplan la posibilidad de que Telefónica adquiera una participación del 10% de la nueva compañía, Eurocom, que se creará para dirigir las operaciones de WorldCom en Europa.Una vez creada esa compañía, Telefónica tendrá derecho a comprar hasta el 46% de las operaciones actuales de WorldCom en Italia. Adicionalmente, WorldCom y Telefónica se unirán en una empresa mixta (51% y 49%, respectivamente) para aprovechar las oportunidades de telecomunicaciones en el Sur y el Este de Europa. Actualmente, WorldCom ofrece servicios de telecomunicaciones en los principales mercados europeos, incluyendo Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido.

La empresa estadounidense renuncia a competir en España si no es de la mano de Telefónica. De hecho, los acuerdos contemplan la posibilidad de crear una empresa conjunta dirigida al mercado de empresas y la posibilidad de que Telefónica se convierta en distribuidora de los productos de Eurocom en el mercado doméstico.

Telefónica ganó ayer 60 pesetas en Bolsa, un 1,09% frente al 0,54% que subía el índice general, y cerraba a 5.560 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de marzo de 1998

Más información

  • La firma española tomará el 10% de una nueva compañía de servicios en todo el mundo