Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Microsoft modifica sus contratos exclusivos con proveedores de Internet

La empresa de Gates permite una cierta promoción de otros navegadores

La compañía Microsoft ha decidido revisar los contratos que obligaban a muchos proveedores de Internet a ofrecer y promocionar únicamente el sofware de navegación de la empresa de Bill Gates. Microsoft renuncia a esa exclusividad de forma voluntaria en un momento clave de la investigación del Departamento de Justicia por prácticas monopolísticas.

Los acuerdos que Microsoft mantenía con 42 proveedores de Internet (30 en Europa y 12 en Estados Unidos) prohibían a esas empresas la promoción o la publicidad de cualquier navegador de Internet que no fuera el Microsoft Explorer. Un navegador es un programa que permite la búsqueda y el acceso a la infórmación en Internet. Los nuevos contratos permiten a las empresas que proporcionan el acceso a Internet promocionar navegadores de otras compañías además de Microsoft, aunque sólo en un grado similar o inferior al que se otorgue al de la empresa de Gates.

Tanto el Departamento de Justicia de Estados Unidos como la Comisión Europea están investigando algunas de las prácticas empresariales de Microsoft, entre ellas la política de promoción de su propio navegador de Internet.

El portavoz de la empresa, Mark Murray, explicó que la revisión voluntaria de los contratos " es coherente con un planteamiento empresarial concreto, y si de paso sirve para aliviar la preocupación que la justicia tiene sobre nuestra empresa", explicó Murray, "razón de más para que nos sintamos felices de introducir este cambio en los contratos". Murray reconoció que algunas empresas de la competencia se habían quejado de que" Ios contratos que manteníamos eran injustos".

La medida puede proporcionar un balón de oxígeno a la empresa Netscape Communications, creadora del navegador de Internet que rivaliza con el Explorer de Microsoft y principal perjudicada por algunas prácticas empresariales de esta compañía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de marzo de 1998