Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yanes compara la eutanasia con el genocidio y la esclavitud

Para la iglesia católica el aborto y la eutanasia son "un atentado contra la vida humana" y tienen la misma catadura moral que los genocidios, las mutilaciones, la esclavitud, la prostitución y la trata de blancas. El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Elías Yanes Álvarez, reafirmó ayer la postura de la iglesia católica española en el debate, ya de carácter nacional, sobre la despenalización de la eutanasia. Yanes observa con preocupación que en amplios sectores de la opinión pública se justifican algunos atentados contra la vida humana, como la eutanasia y el aborto, "en nombre de los derechos de la libertad individual".

La postura católica ante el aborto y la eutanasia, fijada hace 30 años en la encíclica del Papa Juan Pablo II Evangelium vitae, permanece intacta. El también obispo de Zaragoza observa "un eclipse del valor de la vida humana" en la sociedad actual.

"Se pretende no sólo la impunidad, sino incluso la autorización por la parte del Estado. Los atentados contra la vida naciente o terminal tienden a perder, en la conciencia colectiva, el carácter de delito y a asumir paradójicamente el de derecho", advirtió el también obispo de Zaragoza en la conferencia Raíces culturales de un drama humano. El derecho a la vida ¿es un derecho absoluto? que leyó anoche en el Club Siglo XXI.

Por su parte, el grupo socialista en el Senado pedirá hoy una comisión especial de estudio sobre la eutanasia y el derecho a una muerte digna. La senadora Coral Rodríguez, encargada de presentar esta iniciativa, aseguró que "muchos ciudadanos reclaman el derecho a morir dignamente y la despenalización de las conductas eutanásicas, tanto pasivas como activas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de febrero de 1998