Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Joyas madrileñas para el mundo

La Comunidad propone a San Lorenzo, Aranjuez y Nuevo Baztán como patrimonio de la humanidad

La Comunidad cree que el entorno del monasterio de El Escorial, el palacio de Aranjuez y el de Nuevo Baztán son algo más que monumentos que merecen una rápida visita. La Consejería de Cultura considera que reúnen méritos suficientes para convertirse en patrimonio de la humanidad, y quedar bajo protección directa de la Unesco. La candidatura de estos tres monumentos será presentada el próximo viernes por la Comunidad de Madrid al Consejo del Patrimonio Histórico, organismo del Ministerio de Educación y Cultura encargado de elegir los candidatos españoles que optarán a este distintivo internacional.

Actualmente, la Comunidad tiene ya en marcha tres candidaturas: la universidad y el recinto histórico de Alcalá de Henares, el Palacio Real y el eje cultural del Salón del Prado.

Desde 1985, el monasterio de San Lorenzo de El Escorial, construido durante el reinado de Felipe II, es patrimonio de la humanidad. No así su entorno. Ahora, la consejería que encabeza Gustavo Villapalos pretende que los alrededores del monasterio tengan igual protección. En el listado de bienes que merecen ser patrimonio de la humanidad, la Comunidad ha incluido la Casa del Príncipe, la del Infante, las construcciones auxiliares para el servicio del monasterio, la Lonja, la Casa de Infantes y las fincas de la Herrería, la Fresneda y el Campillo. Cultura desea que también logren esta categoría el casco urbano de San Lorenzo, donde se asienta la Casa de los Doctores, el Cuartel de Inválidos, el Real Coliseo y la Segunda Casa de Familia de Infantes.

La Comunidad asegura que este conjunto histórico-artístico cumple los criterios exigidos por la Unesco. "Constituye una obra maestra del genio creador del hombre", "testimonia un intercambio considerable de influencias en un período dado", "aporta un testimonio, al menos excepcional, de una tradición cultural o de una civilización viva" y "constituye un ejemplo sobresaliente de establecimiento humano y de ocupación del territorio", se lee en a documentación de la Comunidad.

Del palacio de Nuevo Baztán, construido entre 1709 y 1723 por el empresario navarro Juan de Goyeneche, la consejería recuerda que se trata "de uno de los más ambiciosos y originales conjuntos urbanísticos del siglo XVIII". Lo forman palacio, iglesia, fábrica de paños y el entramado de calles y viviendas que lo rodean.

Cultura justifica su intento de que sea declarado patrimonio de la humanidad porque "representa uno de los escasos ejemplos de actividad industrial llevadoa cabo con éxito por lainiciativa privada", "constituye el primer modelo español de planificación urbanística de nueva planta", "representa una destacada muestra en la arquitectura del principios del siglo XVIII" y "reúne, en un pequeño espacio y en un mismo tiempo, todos los servicios necesarios para el pleno desarrollo económico y social".

La tercera propuesta que la Comunidad presentará el próximo día 20 ante el Consejo del Patrimonio Histórico se denomina Aranjuez, paisaje cultural. Incluye,además del palacio y jardines reales, el casco urbano de la ciudad, "ejemplo característico de las ideas urbanísticas de la época borbónica".

La consejería ha comparado esta candidatura con otras extranjeras. Los resultados han sido: "Aranjuez es uno de los escasos lugares de la vieja Europa, donde la sistemática intervención del hombre sobre la naturaleza, no sólo no ha conllevado su destrucción, sino que ha supuesto la conservación y el enriquecimiento del medio natural. El resultado de este proceso es un completo inventario de hitos, situaciones e intervenciones que, asentados sobre un medio geográfico excepcional, han sabido definir un paisaje profundamente original, dondeconviven parajes casi inaIterados con ejemplos de la más alta cultura internacional, junto a una pequeña ciudad activa y emprendedora".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de febrero de 1998