Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESCÁNDALO EN EEUU

Mónica Lewinsky, dispuesta a reconocer ante la justicia que tuvo relaciones sexuales con Clinton

Mónica Lewinsky, según fuentes próximas a su abogado, estaba anoche dispuesta a aceptar ante la justicia que tuvo relaciones sexuales con Bill Clinton tal como dijo en las conversaciones grabadas por su compañera de trabajo Linda Tripp y en contra de lo que escribió bajo juramento para los abogados de Paula Jones. Lewinsky, sin embargo, no había decidido todavía confirmar si Clinton la presionó para que desmintiera el caso. Leon Panetta, ex jefe de gabinete de la Casa Blanca , fue ayer el primer demócrata en sugerir la necesidad de que el presidente Clinton dimita.

Al fiscal especial Kenneth Starr no le parecía suficiente la oferta de William Ginsburg, el abogado de Lewinsky. Para conceder a la ex becaria inmunidad frente a una acusación de perjurio pedía que también confirme las presiones para mentir de Clinton. Las negociaciones entre las dos partes, de las que pende el destino de la presidencia de EE UU, seguían ya entrada la noche.Si Lewinsky, de 24 años, acepta que entre 1995 y 1996 fue la amante de Clinton, Starr podría acusar al presidente de falso testimonio, puesto que en su declaración bajo juramento del 17 de enero ante los abogados de Jones negó haber sostenido relaciones sexuales con la que fue primero becaria y luego empleada de la Casa Blanca. Pero Starr busca algo más grave: poder acusarle de incitación al perjurio y obstrucción a la justicia por intentar silenciar a Lewinsky.

Las revelaciones sobre el caso son cada vez más comprometedoras para Clinton. Lewinsky dice en las 20 horas de confidencias grabadas subrepticiamente por Linda Tripp que hizo el amor con él en la Casa Blanca muchas veces, de preferencia en las primeras horas de la noche o primeras horas de la mañana de los fines de semana. Clinton y ella practicaron "entre 12 y 20 veces" el sexo oral. Esto ocurrió en un anexo al Despacho Oval y una vez Clinton le dijo a la chica que no considera la felación infidelidad conyugal.

Paula Jones, la mujer que denuncia que en 1991 Clinton la acosó sexualmente en un hotel de Little Rock y que es la desencadenante de esta tormenta, afirma que en el entonces gobernador de Arkansas se bajó los pantalones delante de ella y le pidió que le hiciera una felación. Dos troopers (policías) de Arkansas contaron a Los Angeles Times en 1993 que Clinton solía citar la Biblia para explicar que "el sexo oral con una mujer que no es tu esposa no constituye adulterio".

Según Lewinsky, Clinton tenía cuatro amoríos más en marcha, tres ellos con otras empleadas de la Casa Blanca. Cuando Lewinsky se trasladó al Pentágono y cesó la relación física entre ellos, Clinton, según Time, siguió llamándola por la noche a su apartamento del complejo Watergate. Muchas conversaciones telefónicas tuvieron alto contenido sexual.

En una entrevista con Larry King, de CNN, Gennifer Flowers declaró el viernes por la noche que no le sorprende el caso Lewinsky.

Flowers -fue la cabaretera que en 1992 dijo haber sido amante de Clinton durante 12 años, algo que él negó entonces, pero confesó a los abogados de Jones el pasado17. Una vez, le dijo Flowers a Larry King, el gobernador de Arkansas le propuso hacer el amor.en un cuarto de baño de su mansión oficial mientras fuera esperaban Hillary y los 50 invitados a una fiesta. Lewinsky dice en las cintas grabadas por Linda Tripp que Clinton le dio varios regalos, entre ellos un broche, un vestido y un ejemplar de Hojas de Hierba, de Walt Withman. Según la cadena ABC, ese vestido, tipo marinero y de color azul, se manchó con el semen del presidente mientras hacían el amor y Lewinsky lo conservó tal cual como recuerdo de la relación. Si así es, los analistas del FRI podrían buscar huellas del DNA presidencial.

Mientras los sondeos confirmaban que. su popularidad y credibilidad están cayendo en picado, Clinton siguió ayer el consejo de sus abogados y guardó silencio. A la Casa, Blanca, donde Hillary Clinton. dirigía las operaciones, llegaron refuerzos como Mikey Kantor, abogado y ex secretario de Comercio. Pero desde California, Leon Panetta, jefe del gabinete de Clinton en la que época en, que se incorporó al mismo Lewinsky, declaró al San José Mercury News: "Si el presidente tuvo una aventura y la está encubriendo, lo mejor sería que Al Gore se convirtiera en presidente".

Intentando cambiar de tercio, la Casa Blanca difundía la versión, de la que se hizo eco el semanario US News and World Report, de que Clinton tuvo una relación "de tipo paternal" con Lewinsky, que estaba "muy sola" en la Casa Blanca. De ahí las llamadas y los regalos.

El índice de aprobación de Clinton, según un sondeo de CNN y -Time difundido ayer, ha bajado en esta semana del 60% al 50%. El 48% de los norteamericanos cree que tuvo un affaire con Lewinsky, el 31% no lo cree y el 21% se declara inseguro.

Starr citó a declarar el próximo martes ante un gran jurado a Vernon Jordan, el abogado de Clinton. Debe explicar por qué ayudó a Lewinsky a encontrar trabajo en Nueva York cuando la joven supo que los enemigos del presidente habían encontrado su pista. Lewinsky también podría también ser citada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de enero de 1998

Más información

  • Una antigua amante durante 12 años dice que al presidente "le gusta arriesgarse"