El Polisario acusa a Rabat de frenar los preparativos para el referéndum

Las operaciones de identificación de los votantes para el referéndum de autodeterminación en el Sáhara Occidental que la ONU tiene previsto para el próximo 7 de diciembre han conocido estos días unas perturbaciones que hacen presagiar un nuevo retraso. Aunque la Organización de las Naciones Unidas ha abierto más oficinas de las previstas, la afluencia de personas es mayor de la calculada por los organizadores.

El pasado sábado se produjo una ruidosa manifestación frente a las oficinas de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (Minurso) en El Aaiún. Un centenar de miembros de la tribu saharaui de Igut bloquearon uno de los centros de identificación obligando a los responsables de la ONU a cerrarlo durante casi una hora. Segun Erik Jensen, representante de la ONU en el Sáhara, los manifestantes "gritaban consignas reivindicativas y políticas e intentaron forzar el acceso a los centros", lo que obligó a la Minurso a impedirlo empleando a la policía civil desplegada por la ONU.

Votantes rechazados

El Frente Polisario, en un comunicado emitido en Argel, estima que el objetivo de la manifestación era de "perturbar el proceso de identificación". ["Las autoridades de Marruecos han estado intentando desde diciembre registrar a votantes a los que la comisión de identificación de la ONU no ha pedido que lo hagan, y están organizando manifestaciones de votantes rechazados por la comisión", declaró Mohamed Haddad, un líder del Polisario, según informa la agencia Reuters.] Las autoridades marroquíes, en cambio, desmienten tales propósitos y estiman que dichos manifestantes tan sólo exigían el derecho a ser identificados.El secretario general de laONU, Kofi Annan, estimó la semana pasada que el calendario de identificación de los futuros votantes podría ser alterado dada la afluencia no prevista de las personas que se consideran con derecho a voto, pero que no están en las listas previstas por la ONU. Si bien fue admitido por ambas partes en sus negociaciones en Houston el que dichas personas "podrán presentarse a título individual", su afluencia masiva en alguno de los centros de identificación desborda la capacidad, de los mismos. "Lo que podría llevar a retrasar todo el proceso de preparación del referéndum", según Kofi Annan.

La prensa marroquí ha lanzado estos días fuertes críticas contra el Frente Polisario, a quien acusa de querer bloquear la identificación. Acusación que se apoya en que fue el jeque Mohamed Fadel Uld Muilid quien se opuso a la inscripción de las numerosas personas de la tribu Igut que lo reclamaban. El ministro del Interior marroquí, Dris Basri, estimó que Marruecos podrá hacer una gestión ante la Minurso para que dichas personas "puedan ser identificadas".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS