Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La forma del color

Santiago de Compostela

La obra de Anish Kapoor es bastante conocida en España. El Centro Reina Sofía le dedicó una retrospectiva en 1991, como uno de los valores más sólidos del arte británico contemporáneo. Después sus piezas se han exbibido en galerías de Madrid y Barcelona.De padre indio y madre judía, Kapoor reside desde los 19 años en Londres. A pesar del uso frecuente de pigmentos con colores brillantés, herederos del paisaje estético de la India, Kapoor no da importancia a su origen en relación a su obra. "Como artista no me interesa reflejar mi psicobiografía en mi trabajo. Yo no hago arte indio, británico ni español. Para mí el color rojo es el color rojo. El color no es sólo una vibración en el ojo, me interesa el color como algo tangible. Que sea tan concreto como una piedra o como la superficie de un lago. No sé lo que es la composición", dice. "Sólo me interesa lograr que el color se convierta en algo material y no sólo en una intangible vibración en la retina".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de enero de 1998