Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lituania elige presidente entre dos candidatos que apuestan por Occidente

Los lituanos seguían anoche apasionados el recuento de los votos en unas elecciones presidenciales en las que competían el ex fiscal general Arturas Paulauskas, de 44 años, y el ecólogo estadounidense Valas Adamkus, de 71. Con casi la mitad de los votos contados, Adamkus iba ganando con una ventaja mínima: el 5O,11% contra el 49,30%. El favorito era Paulauskas, que en la primera ronda obtuvo el 45,3% de los votos, contra el 27,8% a favor de Adan-lkus, pero éste recibió en la segunda vuelta el apoyo de los otros cinco candidatos eliminados el pasado 21 de diciembre.

Anoche los partidarios de ambos políticos comenzaron a celebrar con campaña la victoria, pero probablemente haya que esperar hasta que se cuente el último voto para saber realmente quién será el próximo presidente de Lituania.El fuerte de Paulauskas consistía en que contaba con el apoyo de Algirdas Brazauskas, el actual y primer presidente de Lituania, que decidió no presentarse a la reelección. El norteamericano-lituano Adanikus tenía, en contrapeso, el apoyo de los otros políticos eliminados en la primera ronda. Pero con Paulauskas o con Adanikus como presidente, poco cambiará en Lituania. Primero, por los limitados poderes que tiene el presidente y, segundo, por las coincidencias de los puntos de vista de los candidatos. Tanto Paulauskas como Adanikus son partidarios de la economía de mercado y ambos han dicho que recurrirán a EE UU con el fin de obtener garantías de seguridad para su pequeño país -3,7 millones de habitantes y 65.200 kilómetros cuadrados-; ambos abogan por el ingreso de Lituania en la OTAN y los dos rechazan las pretensiones de los nacionalistas sobre la provincia de Kalingrado, ex Königsberg.

Por último, Paulauskas y Adanikus dijeron que pedirán al Reino Unido, que preside actualmente la Unión Europea, un apoyo más eficaz a la solicitud lituana para ingresar en esa organización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de enero de 1998