Cartas al director
i

Los diarios de Azaña

¿O sea, que los diarios políticos (del griego polis, y, politeia, etcétera: Estado, política, sistema político, etcétera), del que fuera ministro, presidente del Gobierno y jefe del Estado español, Manuel Azaña, no pertenecen a esta España, sino a una delicuescente e inconsútil sólo existente en la mente de María del Rosario Álvarez "de" Toledo y Carranza Centeno? (Cartas al Director, EL PAÍS, 27 dediciembre de 1997, páginas 11 -12).1. Juan Marichal no se equivoca en absoluto sobre este asunto; todo lo contrario. Los "diarios" de Azaña -por supuesto persona y escritor antes que político-, consciente su autor de su contenido "sensible" (político), se los confió a su cuñado y más fiel amigo Cipriano "de" Rivas, a quien se los robaron por su contenido político y para su utilización política.

2. La metafísica de la nación con que nos ilustra (?) tan insólita azañófilas (Dios nos libre de los "amigos", que de los enemigos ya nos ocupamos nosotros) es muy interesante. España (el Estado español, la nación española, la nación de naciones españolas, centralizada, autonomizada o nacionalizante), bajo la "forma" política republicana o monárquica, es la destinataria política y, por consiguiente, dueña natural de los diarios políticos -ya históricos- que Azaña escribió en tanto que político, para "todos" los españoles, hasta los no republicanos (léase a don Manuel, doña María del Rosario).

3. Por ejemplo, Picasso pintó el Guernica por encargo de la República, pero lo hizo para "todos" los españoles (para su Estado). Por tanto, de acuerdo con el sentido común más absoluto y la justicia más elemental, sus circunstanciales depositarios lo devolvieron -desaparecida la dictadura franquista- a su destinatario natural: el pueblo español (no específicamente vasco, republicano o monárquico).

4. Esta España, monárquica hoy, franquista ayer, republicana anteayer y, quién sabe qué mañana, tiene todo el derecho a su historia. De la misma manera que si mañana se proclamase la III República, un supuesto Diario Regio (si es que el monarca práctica las simpáticas insinuaciones del gran Máximo), nos pertenecería a todos los españoles, y no sólo a los monárquicos, dicho sea con el permiso de María del Rosario Álvarez ''de'' Toledo y Carranza Centeno. - .

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de enero de 1998.

Lo más visto en...

Top 50