Rahsaan Patterson, nuevo talento del 'soul', indaga en el lado más espiritual de la música norteamericana

, La reputación internacional de Rahsaan Patterson no se ha creado a causa de un impacto en las listas o en los mercados discográficos. Sus primeras canciones suenan en las programaciones radiofónicas más exquisitas desde Los Ángeles a Londres. Es una de las figuras más sobresalientes de la música negra norteamericana de esta década junto al también neoyorquino Maxwell y la tejana Erika Badú. Patterson, de 23 años, es un artista forjado en el coro familiar de una iglesia pentecostal y se ganó su prestigio en el mundo discográfico gracias a sus primeros éxitos apoyando las voces de Brandy -que logró su númerouno con Baby-, Tevin Campbell y otros nuevos valores del nuevo soul estadounidense hasta el punto de que ya se le considera el nuevo Babyfáce. Como la mayor parte de los músicos negros, dedica su arte a Dios. La canción Joy es una oración de dicha espiritual: "Sí, [se ríe] es que somos gente muy espiritual. Desde pequeño en la iglesia supe apreciar lo que para mí es la espiritualidad y la íntima conexión entre ésta y la música, y cómo agradecer a Dios el regalo de mi talento musical. Su padre le puso el nombre como homenaje al saxofonista legendario Rahsaan Roland Kirk.

En su álbum homónimo de presentación, editado la primavera pasada, se percibe ya ese don natural y carismático que ha distinguido a las máximas figuras del soul desde Solomon Burke y Ray Charles, ese toque especial que hizo únicos a Sam Cooke, Aretha Franklin, Marvin Gaye, Stevie Wonder, Michael Jackson y en especial Chaka Khan., quien ha firmado un elogio definitivo: "Rahsaari es uno de los nuevos músicos más innovadores de nuestro tiempo". "Cuando la conocí me dijo que sabía que yo era _Consciente de esa casta. Por ella estoy aquí. He oído su música cada día, ella es como mi madrina artística". No obstante, si se escucha su canción Where you are, se capta en seguida la semejanza en la formade cantar a la de Stevie Wonder: "La escribí con la guitarra, Justo antes de formar mi contrato discográfico en Los Angeles. Hacía tiempo que no estaba en cóntacto con una amiga mía de allí y me inspiré con la ayuda del productor Jamey Jaz, que se ha compenetrado mucho conmigo. Hicimos todo el trabajo en 15 minutos: nos sentamos en una mesa y acabamos el texto, la música y los arreglos". Patterson no ha esquivado esfuerzos para presentar al público internacional sus canciones y se acompaña de 13 músicos, incluido el multiinstrumentista Keith Crouch. Hace unas semanas se pudo comprobar en España la finura, la profundidad de su música.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 02 de enero de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Sudoku difícil

Mejora día a día tu nivel con nuestros cinco niveles de dificultad

Lo más visto en...

Top 50