Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Defensor del Pueblo critica la falta de formalidad

El Defensor del Pueblo, Fernando Álvarez de Miranda, manifestó ayer su preocupación ante la falta de formalidad con que la compañía Telefónica está solicitando a sus abonados, en una circular, el consentimiento para la cesión de los datos que figuran en sus fichero automatizados. "Aún admitiendo que quizás el consentimiento de los titulares de los datos pudiera no ser necesariamente y en todos los casos expreso, sino tácito o presunto", el Defensor del Pueblo. "manifiesta su preocupación por el hecho de que la solicitud del consentimiento se llevase a cabo sin formalidad alguna que permitiese dejar constancia de que tal consentimiento había sido efectivamente solicitado en términos ajustados a la ley".En una nota divulgada ayer, el Defensor del Pueblo anuncia que ha abierto "una investigación de oficio ante la Agencia de Protección de Datos" para que le informe "si es cierto que Telefónica pretende ceder, a partir del 1 de enero, los datos de sus abonados a otras empresas".

Alvarez de Miranda tiene previsto reunirse hoy mismo con el responsable de la Agencia de Protección de Datos para pedir su intervención, según explicó el Defensor del Pueblo al secretario del Partido Democrático de la Nueva Izquierda, Diego López Garrido, quien le pidió en la tarde de ayer la adopción de acciones urgentes para que se paralice la campaña de Telefónica.

Según explicó López Garrido a este diario, el Defensor del Pueblo se mostró "absolutamente sensible a este tema" y coincidió con sus tesis sobre la "insuficiencia de términos" de la circular. López Garrido se entrevistó también ayer con el fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, al que también pidió que intervenga de inmediato. Cardenal se "mostró receptivo", según López Garrido, ante el problema que plantea la eventual difusión de datos en poder de Telefónica como es el domicilio, el número de llamadas de los usuarios y destinatarios de las mismas, o datos relativos al número de hijos, profesión y gustos que la compañía podría haber reunido a través de encuestas.

Un ejemplo práctico

López Garrido puso como ejemplo ante el fiscal el reciente atentado contra el domicilio de una periodista en San Sebastián para hacer hincapié sobre las graves consecuencias, incluso para la seguridad, que puede acarrear la divulgación de ciertos datos.Según López Garrido, "el fiscal ha sido receptivo" con estas denuncias y se comprometió a iniciar, el próximo viernes, consultas con la secretaría técnica para tomar una decisión sobre el caso lo más rápida posible.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de diciembre de 1997