Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Exiliados republicanos

En relación con la carta de don Manuel Ballesteros [EL PAÍS del 8 de diciembre], y que me menciona personalmente, desearía que se publicase la siguiente respuesta. Quizá Ballesteros no sepa que he sido yo una de las personas que más se han preocupado en España de que la labor de los exiliados republicanos sea aquí conocida y difundida, sin eludir en modo alguno las causas de ese exilio. Pero a la hora de destacar sus altos valores intelectuales me ha parecido que era mejor poner de manifiesto aquellos que por su universalidad son indiscutibles para todo el mundo, que aquellos otros que por el carácter bélico-coyuntural de un momento histórico concreto pueden suscitar una reacción polémica. Tenga en cuenta el autor de la carta que la palabra rojo puede ser para él motivo de orgullo, pero para otros en España tiene una significación despectiva y hasta insultante. Es hora, a mi juicio, de resaltar lo que puede unir frente a lo que separa o divide, a menos que queramos perpetuar eternamente las famosas dos Españas. Estoy casi seguro de que no es ésa la intención de Ballesteros.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de diciembre de 1997