Entrevista:

"Las mejores tertulias del Gijón son las de juristas y pintores"

José Bárcena (Madrid, 1955) es toda una institución en el café Gijón: lleva trabajando allí de camarero más de veinte años (exactamente 23) y es amigo de muchos de los clientes del Gijón que, día tras día, se dan cita en el bar a la hora de la tertulia. "Yo entré en el café en 1974, cuando Franco empezaba a flaquear, y con tan sólo 18 años ya escuchaba conversaciones políticas de todas las ideologías", cuenta encantado Bárcena, que dedica gran parte de su tiempo libre a escribir. Desde 1990, año en el que salió a la luz su primera novela (El arañazo), no ha parado de escribir artículos, entrevistas, cuentos y semblanzas de pintores. Y a pesar de que hace tres años un incendio en su casa le quemó miles de folios con apuntes para un libro sobre los intelectuales que han pasado por el café Gijón, no ha desistido en su empeño por escribir y ahora acaba de publicar Colores atrapados. Este libro, con prólogo de Julio Llamazares, reúne las mejores citas que ha ideado durante el último medio año José Bárcena y comienza sus páginas diciendo: "Cuando se medita, los pensamientos cogen colores".Pregunta. ¿No es muy difícil en 18 meses reunir cientos de citas para un libro?

Respuesta. Para mí no, porque yo me paso la vida haciendo citas. Ahora, por ejemplo, si estoy charlando con usted y de repente se me ocurre una cita: pues sacaré el boli, la apuntaré en una hoja y ya tendré otra frase para comenzar a escribir otro libro.

P. ¿Por qué hoy se está perdiendo la literatura de café [como se dice en su libro?

R. Porque ha habido un gran cambio en la vida social española. La gente, hoy, se queda en casa y trabaja desde casa. Somos más fríos y huimos más del contacto personal. Cuando se escribía en la calle, la literatura de café existía.

P. Entonces, las famosas tertulias del café Gijón habrán perdido mucho de su anterior encanto, ¿no es así?

R. La verdad es que ya no son lo que eran, pero por lo que le acabo de contar. De todas formas, hoy día se mantienen tres tertulias muy interesantes: la de los juristas, la de los pintores y la de los periodistas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

P. ¿Cómo es el perfil del madrileño que va al café Gijón?

R. El que viene de nuevas, llega atraído por la aureola de historia que tiene el café, y el que posee inquietudes artísticas se acerca al café para asistir a las tertulias. De todas formas, al café Gijón se acude como a un museo.

P. ¿Quién es el famoso que pasa más tiempo en el café Gijón?

R. Aquí hay mucho mobiliario humano... ¡A!, ¡a!... Pero si hay que decir un nombre, pues, por ejemplo, el actor Manuel Alexander viene todos los días.

Colores atrapados. Editorial Huerta Fierro. 1.400 pesetas y 1.100 pesetas en el café Gijón.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS