Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manifiesto de grupos ciudadanos contra la 'telebasura'

Asociaciones de consumidores, de vecinos, de padres de alumnos y los sindicatos CC OO y UGT han redactado un manifiesto contra la telebasura para denunciar "los efectos nocivos" de esta práctica.

El manifiesto, que será presentado esta tarde en el Círculo de Bellas Artes de Madrid con la participación de los artistas José Menese y Manolo Tena, cuenta con el apoyo, entre otros, de los directores de cine Pedro Almodóvar, Fernando Trueba, Manuel Gutiérrez Aragón y Fernando Méndez Leite; los escritores Luis Landero, Antonio Muñoz Molina, Elvira Lindo y Luis Antonio de Villena; los periodistas Maruja Torres, Juan Cruz, Andrés Aberasturi, Javier Rioyo y Moncho Alpuente; los cantantes Loquillo, Luis Eduardo Aute y Ramoncín y otras figuras de la cultura, de la política y de la universidad.

El escrito -abierto a la firma del público- ha sido promovido por la Unión de Consumidores y Usuarios de España (UCE), la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC), la Confederación de Asociaciones de Vecinos (CAVE), la Confederación Española de Madres y Padres de Alumnos (CEAPA), CC OO y UGT.

Según sus promotores, "desde la defensa de la libertad de expresión como premisa básica" se pretende "apelar a la conciencia de cada uno de los espectadores", así como a la responsabilidad social de los profesionales de las cadenas, directivos y anunciantes. Asimismo, buscan "suscitar un debate social que permita llegar a proponer un código ético de regulación de contenidos televisivos", como base "para la labor del deseado y pendiente Consejo Superior de los Medios Audiovisuales".

Autorregulación italiana

Mientras se produce esta iniciativa en España, la ola de indignación que ha desatado en Italia el asesinato a manos de dos pederastas del pequeño napolitano Silvestro Delle Cave ha tenido un epílogo de gran impacto: las televisiones públicas y privadas del país se han comprometido a no "abusar" de los menores, informa Lola Galán. Para ello acaban de firmar un código de autorregulación, ante la mirada atenta y satisfecha del primer ministro, Romano Prodi, que eliminará la violencia de los informativos y las películas que se emitan entre las 19.00 y las 22.30. Cada cadena elegirá a un comité "censor" para dilucidar si los telefilmes son aptos para los menores. Se pretende también borrar de la pantalla las imágenes -a menudo cargadas de morbo- de menores envueltos en delitos, ya sea como víctimas, autores o meros testigos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de noviembre de 1997