Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal Fungairiño admite que se reunió con el nuevo embajador de Chile en España

El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño, reconoció ayer haber mantenido una reunión con el nuevo embajador de Chile en España, Sergio Pizarro Mackay, aunque negó que en esta cita se hablase sobre el caso que se instruye en la Audiencia Nacional por los españoles desaparecidos en Chile, según fuentes jurídicas.A pesar de ello, las fuentes consultadas aseguran que en dicha reunión -de la que no se precisa la fecha- se habló del caso mencionado, de una entrevista que concedió al diario chileno El Mercurio y del actual agregado aéreo de la Embajada chilena en Madrid, Jorge Barrientos, acusado por un testigo ante el juez Manuel García-Castellón de ser el responsable de torturas y asesinatos durante la dictadura militar chilena.

En la mencionada entrevista con El Mercurio, el fiscal jefe de la Audiencia Nacional negó que la justicia española tuviera competencia en la causa contra el general chileno Augusto Piñochet y sus colaboradores que instruye el juez García-Castellón. Fungairiño también vaticinó que la fiscalía que dirige impugnaría cualquier orden de prisión contra militares chilenos que pudiera dictar el juez.

"En la medida en que las transgresiones cometidas por las dictaduras militares no pueden calificarse de delitos de genocidio porque no se orientan respecto de una raza o grupo social determinado, ni como delitos de terrorismo ya que no tratan de subvertir el orden constitucional o institucional implantado en aquellos países, no merecen tal clasificación y por tanto no pueden ser juzgados por las autoridades españolas", afirmó Fungairiño a El Mercurio, un diario estrechamente vinculado a los militares chilenos.

Al parecer, el embajador Pizarro visitó al fiscal jefe de la Audiencia para comunicarle su preocupación por el desarrollo del caso mencionado, en el que el general Pinochet aparece como principal inculpado, y por las consecuencias que éste está suscitando en Chile, por lo que le pidió a Fungairiño "comprensión".

Por su parte, fuentes de la Embajada chilena en Madrid aseguraron que la reunión se enmarca en el programa de visitas de cortesía que está realizando el embajador chileno, ya que tomó posesión del cargo tan sólo hace dos semanas, en sustitución de Álvaro Briones. Asimismo, subrayaron que "no se conversó sobre ningún tema judicial", y expresaron su "tranquilidad" ante el caso que se instruye en la Audiencia Nacional. No obstante, según las fuentes consultadas, en la entrevista entre Pizarro y Fungairiño también se habló sobre el asunto de Barrientos, para quien Izquierda Unida pide que se retire la inmunidad diplomática.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de noviembre de 1997