Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gómez Rufo describe una relación Iésbica en 'Si tú supieras'

La novela surgió al revés. Fue el tema quien le encontró a él. Antonio Gómez Rufo (Madrid, 1954) tiene unas amigas lesbianas con las que sale de copas con cierta frecuencia. Con ellas descubrió, en los locales de ambiente, que "la mujer en España sufre una doble marginación; una, por ser mujer, y otra, por ser lesbiana". Ese fue uno de los motivos por los que almacenó la novela que escribía en esos momentos y se sentó frente al ordenador para redactar Si tú supieras (Ediciones B en su colección Ficcionario). La novela, a la que el autor califica como una historia de ficción llena de apuntes del natural, narra la relación de amor entre dos mujeres. "Es una historia sobre el sentimiento amoroso y en ella hay soledad, miedo y fatalismo,'.

Si tú supieras fue escrita en un tiempo récord. En menos de un año, Gómez Rufo tenía entre las manos un manuscrito que, en cierto modo, le quemaba. Son muy pocos los hombres que se han atrevido a desvelar los sentimientos de las lesbianas y, de alguna manera, Gómez Rufo necesitaba pasar la prueba femenina. Casi 60 mujeres leyeron y criticaron la novela por deseo expreso del escritor, hasta el punto que él mismo la define ya como "una obra colectiva". El autor de La leyenda del falso traidor reconoce que las mujeres han marcado 'su obra narrativa. "Siempre he vivido -tengo cuatro hermanas y soy el único hijo- en un mundo de mujeres y es el único universo que me interesa. Las mujeres, en general, son más intuitivas y son capaces de una ternura que a nosotros nos parece excesiva".

Lírico

Gómez Rufo ha recurrido al lenguaje lírico "Déjarne ser el Valium de tu vida" o "desde entonces sólo vivió para ser su viernes noche"- para suavizar la crueldad de la historia, donde no falta una madre dispuesta a llevar a su hija al psicólogo para que arregle rarezas sexuales o unos compañeros de trabajo preparados siempre para la broma machista. También fue intencionado elegir como fondo una ciudad tolerante como Barcelona o que las protagonistas pertenezcan a la clase media. "Quería poner en evidencia que, incluso en esos medios, hay intolerancia y marginación hacia las lesbianas. Si tú supieras es una novela europea y vivimos en una Europa intolerante".El autor de Las lágrimas de Henan, que en estos momentos prepara un guión para la próxima película de Berlanga, espera que esta novela sirva para que se conozca mejor cómo son las mujeres que aman a otras mujeres. " Si tú supieras cómo son te darías cuenta que todos somos iguales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de noviembre de 1997