Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los anarquistas, mañana en la 'Memoria del 98'

La foto de una de las dos bombas que arrojó Santiago Salvador en el Liceo de Barcelona y los fusilamientos de Montjuïc son las llamativas ilustraciones que abren el trabajo del historiador José Alvarez Junco sobre los anarquistas, tema del capítulo quinto de la Memoria del 98, que se entregará mañana lunes con EL PAÍS.

El anarquismo había llegado a España con la revolución de 1868 y dio personajes que inspiraban un gran respeto por su trabajo y miras morales. Sin embargo, en la década de los noventa surgieron los activistas que protagonizaron atentados con numerosas víctimas, lo que provocó una represión policial indiscriminada. Este fue el caso de los ajusticiados en Montjuïc, que nada tenían que ver con la bomba arrojada el jueves del Corpus de 1896 en una calle de Barcelona. La injusticia de Montjuïc provocó la reacción de republicanos y socialistas, que se manifestaron en toda España. Si la guerra de Cuba no hubiera hecho crisis en 1898, la generación literaria y artística de ese nombre quizá hubiera llevado la denominación del castillo de Montjuïc.

El fascículo incluye el artículo de Luis Carandell, una rara foto y la firma del anarquista italiano Michele Angiolillo, asesino de Cánovas. Coetáneo del 98 español fue el affaire Dreyfus en Francia. El historiador Pere Gabriel pasa revista al caso, que va ilustrado con las fotos de los protagonistas . más importantes. Susanna Tavera comenta la relación entre intelectuales y anarquistas. Las biografías están dedicadas a Federico Urales, padre de Federica Montseny, y a Pere Corominas.

En la sección Hemeroteca se reproducen primeras planas de publicaciones anarquistas, entre ellas una de Acracia en forma de jeroglífico con los nombres de los mártires de Chicago, que dieron origen a la fiesta del 1 de mayo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de noviembre de 1997