EL 'CASO GAL'

González califica de "montaje infecto" la petición de penas en vísperas de las elecciones gallegas

El ex presidente del Gobierno Felipe González llegó anoche a Galicia para desvelar algunos secretos ya históricos y acusar a los actuales gobernantes del PP de tener "facturas que pagar" por las intentonas involucionistas que hubo en este país ya entrada la transición. "Yo no tengo facturas que pagar; ellos tienen alguna pendiente por la Operación Galaxia y el 23-F. ¿Quieren que revisemos la historia?". Fue su respuesta al "montaje infecto" que, a su juicio, supone que la fiscalía hiciera públicas ayer las peticiones de cárcel para miembros de su Gobierno en relación con el caso GAL.

Más información

González hizo votos, en el Pabellón Municipal de A Coruña, para que el actual Ejecutivo se libere cuanto antes de las facturas que tiene "con el sindicato del crimen, con García Trevijano, con espías que han perdido su dignidad". Y a partir de ahí, pasó al ataque. "Nos queda la palabra", dijo parafraseando a León Felipe antes de arremeter con asuntos de extrema gravedad contra los actuales gobernantes. En ningún momento dijo "PP" o "Gobierno"; los mencionaba con un genérico "ellos".González pronto dio muestras de que quería hablar de la noticia de la mañana: los 23 años de cárcel que la fiscalía pide para José Barrionuevo y para Rafael Vera por el caso Marey. Lo hizo en el contexto de que "todas las baterías" apuntan hacia los socialistas porque "se han puesto nerviosos" al no estar tan convencidos como parecían sobre una victoria rotunda el próximo domingo en Galicia. Por eso, a decir de González, en el programa del miércoles por la noche de Antena 3, La sonrisa del pelícano, "se hizo un montaje infecto" mostrando un supuesto sello del grupo terrorista de los GAL que de inmediato fue identificado como verdadero por el expolicía José Amedo.

La otra parte del "montaje" fue dar ayer a conocerla petición de años de cárcel para sus ex colaboradores. "El montaje de ayer [el miércoles] y de hoy [el jueves] es un signo de lo nerviosos que están; han puesto en marcha al Villalonga de turno [el programa con Amedo lo emitió Antena 3, participada por Telefónica] y al fiscal del Estado". "Yo tengo autonomía, no tengo facturas que pagar; ellos sí tienen alguna sobre el caso Galaxia y el 23-F. ¿Quieren que revisemos la historia?".

A Coruña, 1985

El ex líder del PSOE hacía alusión a la intentona golpista fracasada del año 79 y a la toma del Congreso de los Diputados, en 1981, por guardias civiles encabezados por el ex teniente coronel Antonio Tejero. Desde luego, el líder del PSOE hablaba para entendidos, ya que en su relato no había nombres propios ni fechas ni apenas datos. "Hay un consejero de prensa [un actual alto cargo de la Xunta de Galicia, según fuentes socialistas] que se alegró de la libertad de Tejero". El conselleiro de Cultura y Comunicación, Jesús Pérez Varela, se dio anoche por aludido y anunció que se querellará contra Felipe González. A continuación, González añadió: "Están reciclando gente que nosotros apartamos prudentemente", dijo sin citar al colectivo al que se refería.Para González, resulta indisoluble para entender aquellos años ligar "la involución, el terrorismo y el contraterrorismo". Habitualmente se queda ahí. Ayer dio un paso más. "Los coruñeses sabrán en el futuro qué pasó en 1985 cuando celebramos aquí el Día de las Fuerzas Armadas; lo contaré cuando no haga daño a mi país, porque yo no haré política de tierra quemada", dijo dejando un halo de misterio entre los 6.000 asistentes al mitin.

Horas antes, tanto González como el secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, habían mostrado ya públicamente su apoyo a José Barrionuevo y a Rafael Vera. Almunia, desde Bruselas, declaró: "Hay que respetar a la justicia. Permitir que actúe con independencia, con imparcialidad, con objetividad y sin presiones extemas". Y añadió: "Quiero recordar que las peticiones del fiscal no son una sentencia. Ésta la dictará la Sala Segunda del Supremo. Confío en que se pruebe la inocencia de Barrionuevo y Vera". González, mientras, reiteraba en Gijón su apoyo a ambos procesados. "Sin duda alguna. Puede tener usted la absoluta seguridad", respondió a un periodista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 16 de octubre de 1997.

Lo más visto en...

Top 50