Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajo reducirá en 1999 las cuotas sociales si sigue la creación de empleo

El Ministerio de Trabajo se plantea la posibilidad de reducir las cotizaciones por desempleo y aumentar la tasa de cobertura de algunos colectivos desfavorecidos, siempre que se mantenga en 1998 "la actual tendencia de creación de empleo y deje de ser deficitario el sistema de protección, logrando un equilibrio financiero". Ese anuncio fue realizado ayer por el secretario general de Empleo, Manuel Pimentel, quien añadió que esa posible rebaja se estudiará el próximo año, en colaboración con los agentes sociales. Si se llegara a un acuerdo, comenzaría a aplicarse en 1999.El sindicato CC OO ya ha mostrado su rechazo a esa rebaja de cuotas y pide una mejora de las prestaciones. Según la central que dirige Antonio Gutiérrez, el sistema de protección por desempleo nunca ha sido deficitario y la aportación del Estado para prestaciones asistenciales, que se ha ido reduciendo en los últimos años, se convierte en nula. De esta manera, en 1998 el. total de las prestaciones por desempleo se pagarán con las cuotas de los trabajadores ocupados.

Manuel Pimentel también entró en el debate sobre la reducción de jornada a 35 horas semanales, y aseguró que no debe imponerse por ley ni aplicarse "país por país", porque perjudicaría a las empresas, que perderían competitividad, y aumentaría el desempleo. El secretario general de Empleo dijo que el Gobierno español, aunque respeta ese debate, cree que debe girar en torno a la negociación colectiva, respetando la libertad de las partes, y a nivel internacional apoya un acuerdo consensuado a medio plazo en todos los estados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

José María Cuevas, presidente de la patronal CEOE, manifestaba mientras tanto que la reducción del tiempo de trabajo "no sería una garantía" para conseguir aumentar el empleo, ya que esta fórmula "sólo" es útil para intentar que el empleo no se destruya. En cuanto a la aplicación por ley de las 35 horas en Francia, le parece "más un experimento que una realidad".

Cuevas confirma el diálogo

El presidente de la patronal manifestó asimismo en Zaragoza que en España la jornada laboral se acuerda en la negociación colectiva entre empresarios y sindicatos "y no creemos que haya que variar un método que está consolidado". Cuevas se manifestó en contra de que el Gobierno o el Parlamento determinen "cómo y cuánto tienen que trabajar las empresas" y confirmó que en estos momentos la patronal y los sindicatos ya analizan la reordenación del tiempo de trabajo, desde un cómputo anual, "más amplio y flexible que el semanal".

En Francia la aplicación por ley de la jornada de 35 horas va a crear problemas. El 65% de los empresarios se oponen a la reducción decidida por el Gobierno de Lionel Jospin, según un sondeo del diario económico La Tribune. Sólo el 20% de los consultados se muestra dispuesto a abrir negociaciones y otro 15% no opina.

La mayoría de los empresarios manifiesta, asimismo, que no estará en condiciones de afrontar el coste adicional de la reducción de jornada sin merma de salario, a partir de enero del año 2000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de octubre de 1997

Más información

  • La rebaja se debatirá con patronal y sindicatos