Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Treinta encapuchados siembran el pánico en las calles de Ordiza

Treinta encapuchados, divididos en tres grupos, aterrorizaron a la población guipuzcoana de Ordizia en la madrugada de ayer, dentro de una actuación de rasgos paramilitares. En el asalto usaron cócteles mólotov, cohetes y lanzaderas de explosivos. Causaron daños en oficinas bancarias, en la sede de IU y en la iglesia parroquial, que intentaron quemar. El pánico y la indignación sacudieron a los vecinos. Tres ertzainas resultaron heridos leves y dos asaltantes fueron detenidos, uno de 27 años y otro de 17.

El ataque se inició con el incendio de varios contenedores de basura mientras los asaltantes avanzaban hacia la plaza del Ayuntamiento provistos de cajas repletas de cócteles mólotov, con los que atacaron a los grupos antidisturbios de la policía vasca que acudieron a reprimir a los encapuchados.La máxima tensión se registró ante un bar de la localidad cuando los alborotadores se enfrentaron a varios clientes del local que intentaron evitar los destrozos.

Los asaltantes quemaron las oficinas de Caja Laboral y de la entidad de seguros Mapfre. También lanzaron bombas incendiarias contra la puerta de madera de la iglesia de Santa María. Los bomberos, avisados por los vecinos, evitaron que el fuego se propagase al interior del templo. La sede de Izquierda Unida, a escasos metros de la parroquia, también fue atacada por los encapuchados.

Ayer por la mañana, después de la refriega, la Policía Municipal recogió de las calles restos de decenas de cohetes y artefactos incendiarios. La Ertzaintza requisó abundante material explosivo y una lanzadera.

El Ayuntamiento de Ordizia, presidido por el peneuvista Juan Bicente Erauskin, se reunió ayer en sesión de emergencia para condenar el ataque, que atribuyo a "mercenarios venidos de la comarca". El alcalde ha convocado una manifestación de protesta para mañana.

[PP] Página 13

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de septiembre de 1997

Más información

  • Los asaltantes intentaron quemar la iglesia