DERECHOS HUMANOSGUATEMALA

Felipa Toj, defensora de derechos humanos

Las defensoras de los derechos humanos Felipa Toj Gómez y Manuela Macaria Morales se han visto obligadas a abandonar sus domicilios en el municipio de Chinique, El Quiché, después de que seis hombres armados, encapuchados y vestidos con ropas de color verde oliva, similares a las utilizadas por del Ejército, rodearon sus casas el pasado 26 de agosto. Las dos mujeres son miembros del Consejo de Comunidades Étnicas Runujel Junam (CERJ) y han organizado seminarios sobre derechos humanos, dirigidos específicamente a las mujeres indígenas.El CERJ cree que este último incidente está relacionado con las amenazas realizadas por dos miembros de la comunidad en la que viven las dos mujeres, que las han acusado de pertenecer al antiguo grupo de guerrilla de Guatemala.

A pesar de la firma de un acuerdo de paz entre el Gobierno y la URNG en diciembre de 1996, Amnistía Internacional ha seguido recibiendo una alarmante cantidad de informes sobre amenazas de muerte y hostigamientos contra los defensores de los derechos humanos y contra los familiares de las víctimas de matanzas cometidas por el Ejército. Las autoridades no han llevado a cabo investigaciones exhaustivas para identificar a los responsables y hacerlos comparecer ante los tribunales.

Envíen cartas expresando preocupación por las amenazas contra Felipa Toj y Manuela Macaria, y pidiendo que se tomen todas las medidas necesarias para poner fin de forma efectiva a las amenazas, las intimidaciones y otras violaciones de derechos humanos cometidas contra los defensores de dichos derechos. Las cartas deben ir dirigidas a: S. E. Álvaro Arzú Irigoyen / Presidente de la República de Guatemala / Palacio Nacional / 6ª Calle y 7ª Avenida, Zona I / Guatemala, Guatemala.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de septiembre de 1997.

Lo más visto en...

Top 50