LOS PRESUPUESTOS DE 1998

El compromiso de bajar impuestos, para más adelante

De las medidas hasta ahora conocidas se desprende que el Gobierno del PP, tras más de un año de mandato, va a dejar para más adelante la prometida rebaja de impuestos. Su programa electoral decía, hace tan sólo un año, que "habrá una disminución progresiva del número de tramos de la tarifa del IRPF, reduciendo el tipo marginal aplicable a todos los contribuyentes y situando el máximo en el 40%".Algunas frases pronunciadas al respecto son las siguientes:

José María Aznar: "Si el PP llega al Gobierno rebajará los impuestos acompasadamente con el déficit público. El tipo máxirno del IRPF será del 40%" (4 de enero de 1996). "La idea de la reforma fiscal es la misma de la modernización del país. (...) En los Presupuestos del 97 ya habrá medidas [para reducir la presión fiscal]" (12 de mayo de 1996). "Ya me gustaría a mí que no hubiera ningún aumento de impuestos. Deseo, espero y confío en que no" (8 de agosto de 1996).

Más información

Rodrigo Rato: "La rebaja de impuestos está en nuestro programa para los próximos cuatro años. Cuatro años pasan muy deprisa y la experiencia nos ha enseñado que todo lo que haces al principio es mucho más fácil que al final" (29 de octubre de 1995). "El Gobierno reitera su promesa de no aumentar la presión fiscal" (19 de septiembre de 1996).

Hasta el momento, sólo se ha cumplido la reducción de tramos en el IRPF, desde los 18, anteriores hasta 10 en 1997 -declaración de junio de 1998- por el nuevo sistema de financiación autonómica. No habrá, hasta la reforma global del impuesto sobre la renta, una rebaja del tipo máximo desde el 56% hasta el 50% en el año 1999 -declaración del año 2000- y una reducción hasta el 40% posteriormente.

Ayer, Economía difundió una nota (El Gobierno informa) en la que refería 17 medidas adoptadas hasta la fecha. La reforma del IRPF es crucial para un gran número de contribuyentes, en especial de los trabajadores, ya que sustentan casi el 80% del impuesto. El Gobierno la deja, pues, para años próximos, lo que contrasta con la premura en modificar el tratamiento fiscal de las plusvalías y en permitir la actualización de balances.

Ambas medidas se adoptaron nada más llegar el PP al poder o a los pocos meses y han dado pábulo a que la oposición lanzara críticas por una política fiscal a favor de los más favorecidos. El Gobierno, por el contrario, las justifica en la necesidad de fomentar el ahorro privado y el empleo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 19 de septiembre de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50