Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia condena a la guerrilla islámica que boicotea el diálogo en Argelia

El terrorismo en Argelia continúa su funesta campaña de asesinatos contra la población civil, mientras aumentan a escala internacional las condenas de las matanzas, como la lanzada ayer por Francia contra los extremistas islámicos que boicotean el diálogo con el Gobierno. La prensa local da cuenta de nuevas barbaries cometidas por comandos extremistas armados: cinco miembros de una misma familia fueron degollados el martes en Asailia, pueblo de la región de Tiaret, en el oeste del país, mientras que otras cuatro personas fueron asesinadas en circunstancias similares en Larbaa, a tan sólo 30 kilómetros de Argel. Este lugar fue asaltado por decenas de individuos vestidos con trajes militares. Al término de su macabra faena secuestraron a dos muchachas."El recrudecimiento de la violencia parece ser la respuesta de los extremistas islámicos opuestos a cualquier compromiso con el Gobierno", ha declarado en Montpelher el ministro de Exteriores francés, Hubert Vedrine. Hablando de "la guerra extremadamente cruel" que se desarrolla en Argelia -calificación ésta que no es admitida por las autoridades argelinas-, el jefe de la diplomacia gala ha hecho recaer toda la responsabilidad sobre la facción del islamismo que se opone al "inicio del diálogo entre el Gobierno y ciertos islamistas legalistas, y que ya está dando sus frutos".

Reconciliación nacional

Las declaraciones de Vedrine se producen después de que se hayan hecho públicos los resultados de una encuesta realizada entre la población francesa, en la que el 74% considera que los atentados en Argelia representan una amenaza para Francia. Pero sobre todo se produce después de la declaración del ministro de Exteriores alemán, Klaus Kinkel, y del embajador norteamericano en Argel, Ronald Neumann, condenando ambos el terrorismo y pronunciándose en favor de la política de reconciliación nacional intentada por el presidente Liamín Zerual. La diplomacia de Bonn intenta ser consecuente en el terreno y ha detenido en la región de Francfort a 11 argelinos supuestamente vinculados a los grupos extremistas que operan en Argelia. En Francia, por el contrario, las autoridades se han mostrado hasta el momento muy reservadas en lo referente a la represión contra los grupos simpatizantes o vinculados al extremismo argelino, salvo aquellos a los que se les acusa de cometer atentados en suelo francés.

El periódico de la capital El Jabar, citando fuentes de los servicios de seguridad que habrían identificado formalmente el cadáver, ha vuelto a anunciar la muerte de Antar Zuabri, el emir del GIA, que algunos periódicos habían dado por muerto en la operación militar llevada a cabo en el mes de julio contra el maquis en Atatba. Esta vez El Jabar afirma que el emir ha sido abatido junto a 78 miembros de su comando de élite Katiba Al Jadra en las montañas de Cherea. Pero hoy igual que ayer las autoridades observan el más absoluto mutismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de septiembre de 1997