Tribuna:Tribuna
i

Los 'rehenes olvidados' de Israel

Hasan Hijazi tenía 16 años cuando, el 1 de septiembre de 1986, se lo llevaron de su aldea del sur de Líbano. Fue retenido en régimen de aislamiento durante seis semanas en un centro de los aliados israelíes en la zona. Cinco meses después, lo trasladaron a Israel, donde fue condenado a tres años de prisión en un juicio secreto. Debió haber sido liberado en 1989, pero ocho años después sigue encarcelado en la prisión de Ramle.No es un caso aislado. Varias decenas de personas han sido escogidas para sufrir prisión prolongada y secreta. Algunos llevan ya encarcelados más de 12 años sin cargos ni juicio, mientras sus captores esperan una oportunidad para utilizarlos como moneda de cambio. Parece la descripción de la actividad de un grupo "terrorista". Pero nos referimos a los rehenes olvidados de Israel.

Más información

Las autoridades israelíes mantienen a detenidos libaneses relegados en un limbo del que no saben si saldrán en libertad algún día. Amnistía Internacional (Al) considera inaceptable que un Estado retenga a unos seres humanos fuera de todo marco legal.

En un informe dado a conocer el pasado 10 de julio, AI detalla los casos de 21 ciudadanos libaneses secuestrados en Líbano y trasladados clandestinamente a Israel. Nueve de ellos llevan hasta 10 años encarcelados sin cargos ni juicio, y los otros 12 hasta nueve años, después de haber cumplido las condenas de prisión que les habían impuesto tribunales israelíes. Por otra parte, más de 130 personas permanecen en el centro de detención de Jiam, que controla el Ejército del Sur de Líbano (SLA) en la zona de seguridad que ocupa Israel. Algunas de ellas están encarceladas sin juicio desde 1985.

EL Gobierno israelí niega su influencia sobre Jiam; sin embargo, según el derecho internacional, como potencia ocupante, Israel es responsable de todo lo que ocurre en la zona de seguridad. Además, no cabe duda de que Israel financia y controla el SLA. El Gobierno israelí y el SLA han manifestado en más de una ocasión que la excarcelación de las personas recluidas en Jiam y en Israel está condicionada a la liberación de los soldados israelíes desaparecidos en combate.

Las autoridades de Israel han respondido a las cartas de los miembros de Amnistía Internacional afirmando que estas personas son "terroristas" y que están encarceladas "conforme a la ley". Pero, en opinión de Al, las leyes que, como la Ley de Poderes de Emergencia (detención), permiten la reclusión de personas sin juicio previo o durante anos una vez, cumplida la condena, conculcan sus derechos humanos fundamentales.

Esta situación se une a la utilización masiva de la detención administrativa en Israel y los territorios ocupados, junto a otras violaciones de derechos humanos. En un informe publicado el pasado 30 de abril, Al denunciaba que centenares de personas (muchas de ellas palestinas) permanecen encarceladas (en ocasiones durante años) en aplicación de una orden de prisión preventiva, sin juicio y sin conocer los cargos presentados en su contra.

Para colaborar con Al, puede llamar al (91) 53125 09, o escribir a Barquillo, 17, 6º B, 28004 Madrid, o al fax (91) 531 71 14.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de agosto de 1997.

Lo más visto en...

Top 50