LA LUCHA CONTRA ETA

Anguita se queda solo en su apoyo a IU en Mondragón

Julio Anguita, coordinador de IU, se ha quedado solo en sus explicaciones de la inhibición que esa coalición de izquierdas en la moción de censura planteada por los partidos democráticos al alcalde de HB de Mondragón. Prácticamente todas las fuerzas que componen IU han mostrado su rechazo a, cualquier actitud que se pueda interpretar como un apoyo implícito a HB en Mondragón.Nueva Izquierda insistió ayer en la necesidad de oponerse, con el voto, a que HB continúe en la alcaldía de Mondragón. "La sociedad nos ha enviado un mensaje inequívoco", dijo ayer Diego López Garrido, secretario general de Nueva Izquierda. Este mensaje es, según él, que IU no puede permitir ni siquiera "dar la' sensación de que apoya" una alcaldía en manos de Herri Batasuna.

Más información

López Garrido subrayó que "hay que hacer un esfuerzo para que se cumpla la ley 37 aislar a HB". En opinión del dirigente de Nueva Izquierda, todo se puede mejorar, pero "lo importante es aprovechar lo que la legislación actual establece para los casos de terrorismo". López Garrido aseguró que la postura de IU y, más concretamente, la de Julio Anguita sobre Mondragón es "muy difícil de entender". "No podemos apoyar que IU se desmarque de las otras fuerzas democráticas" y se limite a abstenerse en una votación que significa mucho para la democracia de este país. Estamos", dijo, "ante una posición incomprensible de IU. Nosotros, Nueva Izquierda, aunque no podamos cambiar el sentido del voto, estaremos físicamente presentes en Mondragón. Es la manera que tenemos de apoyar, aunque sea simbólicamente, a las demás fuerzas democráticas", argumentó el dirigente de NI.

Pero lo cierto es que la decisión de abstenerse en la votación de Mondragón ha quebrado la frágil unidad de IU. No es sólo Nueva Izquierda. La inhibición en Mondragón, apoyada por Julio Anguita, de IU ha provocado el disgusto y la reacción del Partido de Acción Socialista (PASOC) y de la denominada tercera vía, que han expresado su disconformidad con la postura oficial defendida por el propio coordinador general.

Izquierda Unida-Ezker Batua envió ayer una carta a José María Aznar así como a los líderes de los partidos democráticos para explicarles que si los votos de sus dos ediles en Mondragón hubiesen sido imprescindibles para que la moción de censura prosperase, ambos se habrían comprometido a votar a favor. No lo van a hacer por discrepancias con las propuestas municipales del PNV, PSOE y Eusko Alkartasuna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 21 de julio de 1997.

Lo más visto en...

Top 50