Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia saca a subasta el 25% del monopolio del teléfonos por un mínimo de 178.000 millones

Las autoridades rusas han fijado el 25 de julio como fecha límite para la venta del 25% de Svyazinvest, el grupo estatal que monopoliza las comunicaciones telefónicas en Rusia. Svyazinvest: se fundó en 1994 y controla las redes de comunicación interurbana e internacional de Rusia, además de paquetes mayoritarios en 88 compañías telefónicas regionales con un total de 28 millones de abonados. El Gobierno ruso ha establecido un mínimo de 1.180 millones de dólares (178.181 millones de pesetas) en las ofertas a la subasta de Svyazinvest.

Altos dirigentes rusos ofrecieron ayer públicamente garantías de que las prácticas internacionales serán respetadas en el proceso para la privatización de Svyazinvest. La venta del 25% del holding estatal se realizará mediante subasta entre grupos nacionales y extranjeros.Los interesados en participar en la puja tienen hasta el 21 de julio para transferir un depósito de 400 millones de dólares (60.400 millones de pesetas) al Fondo Ruso de la Propiedad Federal, que se ocupará de gestionar la subasta.

Una sorda lucha entre bastidores ha reinado durante, las últimas semanas en los medios rusos interesados. Estos incluyen al banco MFK, del que es presidente el antiguo viceministro de Finanzas, Andréi Vavilov, cuyo nombre está mezclado en asuntos de corrupción e irregularidades financieras.

La perspectiva de controlar un mercado con 150 millones de consumidores ha atraído, no obstante, a otros muchos grupos inversores. El Fondo ha, dado información a 35 empresas interesadas. [El potencial de crecimiento del mercado ruso es enorme. Hay 170 líneas por cada 1.000 habitantes frente a las 385 líneas que existen, por ejemplo, en España, según los datos del Banco Mundial].

El vicejefe del Gobierno, Vladímir Bulgak, aseguró ayer que la empresa Rostelekom, se mantendrá en el holding Svyazinvest. Svyazinvest tiene el 38% de las acciones Rostelekom, que, a su vez, controla las rentables redes de comunicación interurbanas e internacionales de Rusia.

Las compañías telefónicas regionales pertenecientes al holding son más problemáticas, ya que se enfrentan a los impagos de los abonados, a las presiones de las administraciones regionales interesadas en mantener bajas las tarifas y al comité gubernamental antimonopolio.

Segundo intento

Con la subasta de Svyazinvest, las autoridades rusas quieren inaugurar una etapa de mayor transparencia en la privatización de los bienes del Estado y recuperar la imagen deteriorada por las amañadas subastas de compañías estratégicas (petroleras y de materias primas) que se celebraron a fines de 1995.Un anterior intento de privatizar parte de Svyazinvest fracasó en 1995 al renunciar el único candidato, la compañía italiana Stet, controlada por el Estado. Hoy, Svyazinvest se ha fortalecido con su participación de Rostelekom y ha rebajado el precio de la puja inicial, que en 1995 era de 1.400 millones de dólares.

Una segunda etapa de privatización de Svyazinvest contempla la venta del 24% del Estado entre inversores rusos. Esa próxima subasta está prevista que se realice a finales de este año o principios del siguiente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de julio de 1997

Más información

  • Se exige un depósito de 60.400 millones para participar en la licitación internacional